Un invento que salvará a miles de aves marinas

102

El 40% de lo que se extrae del mar cada año son capturas accidentales no deseadas. Un equipo australiano de inventores han ideado un método de pesca innovador que podría salvar a albatros, petreles y pardelas de morir atrapados en las pesquerías de palangre. El Concurso Internacional de WWF Smart Gear para ideas que evitan la captura accidental y los descartes otorga un primer premio de 30.000 dólares.

El invento –un anzuelo cebado bajo el agua– permite a los buques palangreros largar sus anzuelos bajo el agua, fuera del alcance de las aves. El invento está pensado para barcos dedicados a la pesca costera de atún y pez espada en todo el mundo y minimiza, si no lo elimina completamente, la captura accidental de aves marinas como albatros, petreles y pardelas; aves que suelen seguir a los barcos palangreros y buscar su alimento en la superficie del agua o buceando mientras los barcos despliegan el arte con los cebos. De esta forma, las aves quedan enganchadas en los anzuelos y mueren de una forma no intencionada.

El invento está pensado para barcos dedicados a la pesca costera de atún y pez espada en todo el mundo y minimiza, si no lo elimina completamente, la captura accidental de aves marinas como albatros, petreles y pardelas.El equipo ganador del primer premio está compuesto por Phil Ashworth, Director General para Australia de la empresa Amerro Engineering y el doctor Graham Robertson, investigador de la División Antártica Australiana. WWF y sus socios han hecho público el resultado de los premios en el seno de la World Fishing Exhibition en Vigo.

Para ganar el primer premio, Ashworth y Robertson han competido con 71 ideas de 27 países distintos.

Cada año cientos de miles de tiburones, delfines, tortugas marinas y diversas especies de aves mueren, de manera accidental, atrapados en artes de pesca no selectivas. Además, millones de toneladas de peces son capturados en redes de pesca para luego ser desechados y devueltos al mar, muertos o con escasas probabilidades de sobrevivir, al tratarse de capturas no deseadas. Un estudio publicado recientemente define las capturas accidentales como aquellas que no se utilizan ni se gestionan, es decir, el 40% de lo que sacamos de nuestros mares cada año.

“Con capturas accidentales de más del 40%, los concursos como Smart Gear se convierten en grandes oportunidades para estimular y mostrar nuevas tecnologías que reduzcan esta amenaza.”, comenta Robin Davies, Director de la Iniciativa Global de WWF para reducir las Capturas Accidentales. “Es inspirador ver el número de ideas innovadoras que se han presentado al concurso de este año. Esto demuestra que existe un grupo dedicado e increíblemente diverso de personas comprometidas en encontrar soluciones a este problema”.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Masculinidad/Tendencias en nuestra ZONA VIDA PERSONAL?

Artículo anteriorLife ’09 I Congreso Internacional de Liderazgo Femenino
Artículo siguienteFrontera Círculo