Tres claves para el éxito: Marketing, emociones y viralidad

339

Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4

Marketing y emociones son cada vez más indivisibles.
Las emociones son inherentes a los seres humanos con independencia de su entorno cultural, por lo que tienen un carácter universal. Las emociones primarias que nos interesan son sorpresa y felicidad, que son las denominadas como positivas. Ellas nutren a la premisa fundamental que debe cumplir una estrategia de Marketing para ser viral: “impacto”.

Frente a las emociones, todos los seres humanos tienen una reacción involuntaria que los lleva a anular cualquier otro tipo de análisis (comparativas de precios)  y recordar exactamente el anuncio de la marca que evocó una emoción positiva.

Llegar a la conexión con el cliente a través de la emoción supone menor esfuerzo cognitivo por parte del consumidor. Esto significa que no necesitará activar su memoria.No requieren esfuerzo. Llegar a la conexión con el cliente a través de la emoción supone menor esfuerzo cognitivo por parte del consumidor. Esto significa que no necesitará activar su memoria, la evocación de la emoción será suficiente para que recuerde la marca que se la transmitió.

Estímulos

Las campañas de Marketing basadas en las emociones, en el equilibrio entre impacto- emoción, son altamente estimulantes para los consumidores, es por ello también que tienen un efecto altamente viral ya que los consumidores quienes compartir esa emoción con sus redes.

Aumenta la influencia de las marcas. Una campaña que opte por una estrategia de Marketing basada en los sentimientos, aumentará su exposición y logrará captar la atención de su público objetivo, por lo que su nivel de posicionamiento y su influencia, mejorarán sustancialmente.

Ello incide directamente en la viralidad, a mayor influencia de la marca que genera la emoción más virales serán sus campañas.

Negocios online
No es necesario contar con grandes presupuestos en publicidad para focalizarse en desperar el impacto (innovación) y la felicidad (emociones),  las redes sociales son plataformas altamente eficientes para promover emociones.

La exaltación  del compromiso y la búsqueda de la calidad a través de la interacción, predispone a los nuevos consumidores hacia las marcas más constantes y comprometidas, logrando que las emociones estén cada vez más presentes en la relación consumidor-marca.

Sí no es fácil, pero quizá la clave radica en traer al “consciente” nuestra motivación, ¿qué nos motiva a realizar cada acción?… ¿qué emoción queremos que se vincule con nuestra marca?

Finalmente debemos tener en cuenta que el Marketing emocional tiene como objetivo  lograr  relación emocional entre el producto, su consumo y el consumidor, gracias a lo cual se logra finalmente la conversión  y la transformación de nuestros clientes en embajadores de nuestra marca, haciendo de nuestra estrategia de marketing emocional un elemento altamente viral y vinculante. ¡Éxito seguro!

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Trabajo y Capital Humano en nuestra ZONA EMPLEO/RECURSOS?

Artículo anteriorAntolín Velasco, AECOP
Artículo siguientePresentación de cuatro nuevos miembros de su red en España