Teletrabajo en tiempos de coronavirus: consejos prácticos

A muchos españoles se le está ofreciendo la posibilidad del teletrabajo, algo a lo que no están acostumbrados. Hoy ofrecemos unos consejos prácticos para no perder productividad.

1101
Teletrabajo en tiempos de coronavirus consejos prácticos

El coronavirus ha provocado que muchas empresas opten por el teletrabajo entre sus empleados. España no es un país en el que el teletrabajo sea algo muy extendido, pero parece que esta crisis de salud va a traer consigo esta práctica en muchas empresas. Aunque desde hace varios años empresas y expertos han hecho hincapié en los beneficios del teletrabajo, solo 800.000 personas trabajan desde casa al menos una vez por semana, lo que significa menos del 5% de la población ocupada, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA). Para conseguir que trabajar desde casa sea efectivo y eficaz, te recomendamos esta serie de acciones a realizar.

Aunque desde hace varios años empresas y expertos han hecho hincapié en los beneficios del teletrabajo, solo 800.000 personas trabajan desde casa al menos una vez por semana.

Cómo teletrabajar de manera eficiente

Para empezar la actitud debe ser la de un trabajo normal. Si en una empresa te vistes y muestras una actitud de entrega al trabajo, en casa también. No es que sea estrictamente necesario que te vistas y te calces como si fueras a la calle, pero puede que estar en pijama te aleje de la concentración. Es por ello que lo más recomendable es algo intermedio. No hace falta que te pongas un traje, pero al menos algo que te haga estar cómodo, pero lo diferencies de la ropa de estar en casa. Los simbolismos son importantes y ayudan a nuestro cerebro a ponernos en modo trabajo.

Es importante empezar a trabajar temprano. Las primeras horas del día son las más productivas, por lo que es importante que cuanto antes empieces, tu mente empezará antes a producir de manera eficiente. Las tareas más tediosas, o aquellas que requieran una mayor concentración, siempre al principio de la mañana.

El espacio que utilices para trabajar en casa debe adecuarse a un ambiente óptimo. Que tenga luz, que cuentes con cierta comodidad, que tengas los equipos y dispositivos necesarios, etc. También es bueno que sea siempre en el mismo lugar, fomentando una rutina.

La planificación es importante. Tener un orden en las tareas o un plan en el que vayas a trabajar es importante para que todo lo que quieras hacer en el día se acabe por cumplir. Elabora una lista, o ten una aplicación dedicada a esta planificación para poder ver plasmado lo que quieres/debes hacer y lo que vas haciendo.

Una vez cierres, cierra de verdad. Igual de peligroso en el teletrabajo es distraerte como no saber desconectar. Una vez termines, deja todo como si salieras de la oficina y no lo toques hasta el día siguiente. De lo contrario puedes frustrarte y sentir que nunca paras de trabajar.

Fija un horario. En relación a lo anterior has de establecer un horario de trabajo al igual que el que tendrías en una oficina tradicional.