Tania Franco Klein: «Trato de explorar temas de los que siento que no suele hablarse»

En lugar de barrer las emociones negativas bajo la alfombra, esta aclamada artista prefiere mostrarlas en todo su colorido, a través de impresiones de gran formato.

334
“Tostadora (autorretrato)” de Tania Franco Klein, 2016. Impresión de pigmento de archivo, 63 pulgadas por 42 pulgadas.(Rose Gallery)

Tania Franco Klein nació en 1990 en Ciudad de México. Se dedica a la fotografía artística y  vive tanto en su ciudad natal como Los Ángeles. Su trabajo ha sido exhibido en toda Europa, EE.UU. y México, incluyendo ferias internacionales como Photo Basel, Photo London y eventos como el Mes de la Fotografía de Los Ángeles. Canson® Infinity España, empresa dedicada a fabricar papeles especialmente concebidos para la impresión de obras pictóricas y fotografía artística, la ha elegido como una de sus embajadoras.

En esta entrevista, Tania explica cómo ha sido su experiencia personal y profesional, así como las particularidades de su obra.

¿Cómo construyes tu visión del mundo, tu inspiración?

Trato de leer constantemente textos que me inspiran, filosóficos, sociológicos o de historia contemporánea. Más que inspiración, yo diría que mi obra es la reflexión sobre mi lucha mental con la naturaleza absurda del capitalismo tardío y la forma en la que nos ha moldeado como sociedad y como individuos. Creo que el modelo de logros en el que vivimos es, en sí mismo, lo que nos hace presionarnos constantemente bajo el velo de ‘querer ser mejores’ y de ‘superación personal’; aunque, al final, todo se resume a un valor: lo económico. ¿Cuál es tu valor en el mundo? Esa es la voz silenciosa que vive entre nosotros

Mi obra es la reflexión sobre mi lucha mental con la naturaleza absurda del capitalismo tardío y la forma en la que nos ha moldeado como sociedad y como individuos.

¿Qué sienten los personajes de tus obras?

Ellos tienen la constante necesidad de escapar, de mirar siempre hacia afuera. Mis personajes se encuentran casi anónimos, fundiéndose en lugares, desapareciendo en ellos, buscando constantemente cualquier posibilidad de escape. Se encuentran solos, desesperados y exhaustos. Están constantemente en una extraña línea entre intentar y sentirse derrotados.

“Comedor (autorretrato)” de Tania Franco Klein, 2017. Impresión de pigmento de archivo, 2017, 41 pulgadas por 28 pulgadas.(Rose Gallery)
¿Por qué has decidido abordar esas emociones?

Porque creo que, aunque son las que normalmente se consideran negativas, todos las conocemos y las experimentamos solos. Creo que nos movemos entre la dualidad de emociones de lo que experimentamos y lo que transmitimos al mundo. También trato de explorar temas de los que siento que no suele hablarse.

Me he dado cuenta de lo reconfortante que puede ser empatizar y escuchar las historias de los demás.

¿Cuál crees que es la razón que lleva a que no se hable de estos temas?

Hay una obsesión por la positividad que no deja espacio para aprender a hacer frente a cualquier cosa que pueda amenazar lo que eso implica. Mis obras fotográficas me han permitido hablar abiertamente de estas ideas con gente que conozco y también con extraños. Me he dado cuenta de lo reconfortante que puede ser empatizar y escuchar las historias de los demás.

¿Cómo trabajas lo técnico?

En cuanto a mi iluminación, me gusta experimentar tanto como puedo con diferentes métodos y, aún así, mantener una atmósfera similar en mis imágenes. A veces eso significa trabajar con la iluminación del cine, la hora dorada o incluso con la luz de mi teléfono, si es todo lo que tengo disponible en ese momento. Busco que, aunque mis personajes a veces estén ausentes o completamente quietos, el espectador pueda entender la catarsis emocional que experimentan y proyectar su propia historia en ella, como resultado de la fuerte presencia visual del color y la iluminación.

“The Waiting” de Tania Franco Klein, 2016. Impresión de pigmento de archivo, 30 pulgadas por 20 pulgadas.(Tania Franco Klein/Rose Gallery)
¿Qué piensas respecto de la retracción de las fotografías impresas frente al avance del formato digital?

Creo que es muy importante tener la experiencia de ver una imagen impresa como un objeto en lugar de en una pantalla. Te da la oportunidad de confrontar la imagen y la textura de una manera diferente, y la relación entre el objeto fotográfico y el espectador tiene un espacio diferente para la apreciación.

Creo que es muy importante tener la experiencia de ver una imagen impresa como un objeto en lugar de en una pantalla.

Eres una artista que se ha consagrado siendo muy joven. ¿Qué les dirías a otros que aún buscan su camino?

Hay que concentrarse en lo que sea que nos mueva y ser persistentes, pues la pasión se contagia. Mientras más rápido te des cuenta de que no todos van a entrar en tu sintonía, más rápido vas a poder dedicarte a lo tuyo.

Más sobre Tania Franco Klein

Comenzó su praxis fotográfica mientras obtenía su licenciatura en Arquitectura en la Ciudad de México, lo que la llevó a realizar su Maestría en Fotografía en la Universidad de las Artes de Londres. Su trabajo ha sido revisado y presentado por críticos internacionales como ARTFORUM, CNN, LA Times, ID Magazine, The Guardian, The Paris Review, Aperture Foundation, The British Journal of Photography, y ha sido encargado por clientes como The New York Times, The New Yorker, FT weekend, New York Magazine, Vogue y Dior.

Artículo anteriorLubets, un concepto innovador de lubricantes femeninos «de bolsillo»
Artículo siguienteBelén Martín, nueva directora general de Restalia Franchise Management, Services and Consulting
Perfil Oficial de Mujeres y Cia