Tíbet en el corazón

156

El Centro Cultural Blanquerna exhibirá hasta el 18 de abril de 2009 la exposición fotográfica “Tíbet en el corazón”, de la fotoperiodista catalana Roser Vilallonga Tena.

Las imágenes expuestas reflejan las duras condiciones de vida de los refugiados tibetanos en la India y el Nepal y forman parte de un conjunto de 25 que fueron apadrinadas con motivo de la Celebración del Día Mundial del Refugiado por veinticinco personalidades del mundo de la política, de la cultura y del deporte.

Ferran Adrià, Pedro Almodóvar, Luis Eduardo Aute, Pilar Bardem, Ernest Benach, Andreu Buenafuente, Penélope Cruz, Javier Godó, Joel Joan, Jorge Lorenzo, Pasqual Maragall, Oriol Maspons, Federico Mayor Zaragoza, Rigoberta Menchu, Raimon Panikaar, Jordi Pujol, Rosa Regàs, José Luis Sampedro, Santi Santamaria, Toni Soler, Antoni Tàpies, Carmen Thyssen, Víctor Ullate, Emma Vilarasau y Thubten Wangchen firmaron una dedicatoria al pueblo tibetano: la imagen y la palabra se dieron la mano para extenderla a toda una comunidad sometida. Siempre con el reconocimiento y apoyo de la Casa del Tíbet de Barcelona (www.casadeltibetbcn.org/roser_vilallonga.html)

Roser Vilallonga, espejo de la realidad
Roser Vilallonga Tena (Barcelona, 1960) forma parte del equipo de fotógrafos del diario La Vanguardia. Desde adolescente quedó cautivada por el mundo de la fotografía. Como ella misma cuenta: “El ‘concepto fotográfico’ de mi infancia lo ocupó una instamátic con cubo-flash, hasta que un día, recién cumplidos los 16, descubrí escondida en un cajón una cámara de fuelle que mis padres ya no utilizaban porque ‘…era muy difícil de manejar y a veces las fotos no salían..’; esa dificultad en forma de luz, diafragma y obturador me cautivó hasta el punto que decidí que quería ser fotógrafa.”

Ha viajado por distintos lugares y países y ha captado imágenes cotidianas que para muchos pasan desapercibidas. Imágenes que reflejan el dolor, la miseria, el hambre y el sufrimiento; pero también el espíritu de supervivencia y de solidaridad de las personas. Siempre se involucra con los protagonistas de sus fotos.

Así, de entre sus múltiples reportajes fotográficos muestra, por ejemplo, la marginalidad vivida por algunos inmigrantes de Barcelona ubicados en la Plaza Cataluña, o el sufrimiento de los ingresados en el hospital geriátrico Perecamps aliviado por el cariño mostrado por el personal sanitario. También nos hace recordar aquellos chiringuitos que se extendían a orillas del mar en la Barceloneta, hoy desaparecidos, que sucumbieron en aras a la modernidad y al paso de las excavadoras de la Barcelona del 92.

Su mirada personal también viaja a países con un paisaje político y humano desolador, azotados por la pobreza y las guerras. Nos recreamos con fotografías de Cuba, unas instantáneas que reflejan el espíritu de supervivencia ante las condiciones precarias vividas por los cubanos. O la vida en Chiapas, un rincón olvidado del mundo donde hombres y mujeres sobreviven a duras penas en su día a día como un gran logro. Y un drama en pleno siglo XXI: el éxodo de miles de albanokosovares expulsados de sus tierras por las tropas serbias.

La voluntad de superación, el esfuerzo y la resistencia ante la adversidad están siempre presentes en los reportajes fotográficos de Roser Vilallonga (www.roservilallonga.com).
Hasta el 18 de abril.
Centro Cultural Blanquerna -Alcalá, 44-
Madrid
También te pueden interesar…
Artículo anteriorDe poeta a poeta: Antonio Gamoneda
Artículo siguienteUn punto para el sector eléctrico