Sonia Sotomayor: Jueza, hispana y mujer

188

No es casualidad que Obama haya apostado por ella. Ahora Sonia Sotomayor es otro ícono en la cima del poder judicial de los EEUU. La que nació en una humilde vivienda del Bronx donde inicio su particular carrera de obstáculos, hoy ya ocupa el máximo cargo en la Justicia del Gobierno de Obama.

Sonia Sotomayor rindió al asumir, tributo a su madre, a la que describió como la inspiración de su vida, la persona a la que debe todo lo que es y alguien ante quien se sigue sintiendo pequeña."Soy sólo la mitad de mujer que ella", dijo la magistrada. Hija de inmigrantes puertorriqueños, Sotomayor se quedó sin padre a los nueve años.

Su talento, perseverancia y el apoyo familiar le permitieron obtener una beca para estudiar en la prestigiosa Universidad de Princeton, donde se graduó "summa cum laude".

Su madre, Celina Sotomayor, asumió las riendas del hogar tras la muerte de su esposo y se encargó de criar a sus dos hijos, a los que inculcó la idea de que el trabajo duro y la educación eran la mejor forma de progresar en la vida. Sotomayor se divorció cuando era joven y nunca ha vuelto a casarse ni ha tenido hijos.

Su demostrado talento y el apoyo familiar la base de su fulgurante ascenso

Diabética desde los ocho años, "fue entonces cuando le dijeron que tenía que reducir sus sueños", afirmó hoy Obama, quien añadió que pese a esas advertencias la magistrada ha demostrado que "no importan los orígenes que uno tenga o los desafíos que la vida te presente.

Su talento, perseverancia y el apoyo familiar le permitieron obtener una beca para estudiar en la prestigiosa Universidad de Princeton, donde se graduó "summa cum laude". Después de Princeton, se graduó de la Escuela de Derecho de Yale.

Tras licenciarse, comenzó a trabajar en la oficina del fiscal de distrito de Manhattan, bajo la batuta del mítico fiscal Robert Morgenthau, un puesto que ocupó entre 1979 y 1984.En 1991 dio otro paso adelante, gracias al presidente George H.W. Bush, que la nominó para ser jueza de distrito en Manhattan, un puesto para el que fue confirmada un año más tarde y que la convirtió en la primera jueza federal hispana en Nueva York.

El presidente Bill Clinton la designó en 1997 para el Segundo Circuito Federal de Apelaciones, aunque los republicanos bloquearon su nominación durante más de un año, aparentemente por el temor a que algún día pudiera ser elegida para el Supremo.

Su candidatura para el Supremo, un puesto que en Estados Unidos es vitalicio, había sido anunciada hace varios meses por el presidente Obama. A mediados del pasado julio tuvo que someterse durante cuatro días al riguroso examen de los senadores del Comité de Asuntos Judiciales de la Cámara Alta, que al fin aprobaron la designación de Sotomayor por trece votos a favor y seis en contra.

Además, la candidata del presidente Obama, se ha convertido en la primera persona hispana, y en la tercera mujer, en ocupar un puesto en la máxima instancia judicial del país.

La jueza, que tiene reputación de ser una apasionada de su trabajo, se unirá a la otra mujer del Supremo, Ruth Bader, de 76 años.

Se trata, según afirmó hoy la propia Sotomayor, el "mayor honor" de su vida y uno que, dijo, acepta con gran humildad.

Obama "profundamente agradecido" por la confirmación

La modestia es, según los que la conocen, uno de los rasgos distintivos de esta magistrada, que pese a su brillante trayectoria profesional nunca ha perdido de vista sus orígenes.

Desde su juventud como estudiante en las prestigiosas universidades de Yale y Princeton, Sotomayor nunca escondió su deseo de promover el ascenso social de los hispanos, y siempre prestó una atención particular a casos de discriminación racial.

Así lo recordó hoy el propio Obama, quien tras referirse a los logros académicos y profesionales de la magistrada de 54 años, insistió en que Sotomayor "nunca se olvidó de dónde empezó y nunca perdió el contacto con la comunidad que la respaldó".

El presidente Obama se declaró de inmediato "profundamente agradecido" por la confirmación, y calificó el hecho como "un día maravilloso para Estados Unidos".

Sotomayor cuenta con el "intelecto, temperamento, historial e independencia" necesarios para el cargo, añadió Obama, quien tomó una decisión histórica y de gran calado político ante la minoría más importante del país.

Y al final, cumplió su deseo

Fue ante el juez John G. Roberts Jr, actual presidente de la Corte Suprema de Justicia, cuando Sonia Sotomayor vio cumplido su sueño jurando su cargo como la 111 integrante del alto tribunal.

Su designación a pesar de la campaña de acoso de los sectores más reaccionarios republicanos representa el colofón a una intensa carrera judicial que comenzó hace 17 años y que le ha permitido pasar por todos los niveles de la magistratura.

Sotomayor ha contado con el voto favorable de todos los senadores demócratas y también de nueve republicanos, que ya habían anunciado que apoyarían su candidatura a diferencia de la mayoría de sus compañeros de partido.

Petra Cristian de Ameco Press

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Género, Igualdad, Debates en nuestra ZONA SOCIEDAD?

Artículo anteriorAvances contra el cáncer de mama
Artículo siguientePremios Empresariales de Cámara de Comercio de Cáceres