Sin cuotas sólo 5 países tendrían un 30% de mujeres en sus parlamentos

335

¿Para qué sirven las cuotas? Lentamente se va entendiendo que si no fuera por ellas la posición de las mujeres en lugares de decisión sería irrisoria. Si el poder está en manos de hombres y hay que romper la inercia, la cuota cumple una función clara. 24 de los 29 países que han superado una representación del 30% de mujeres en sus parlamentos, lo han hecho con el sistema de cuotas de género. A nivel mundial, las mujeres ocupan el 16% de los puestos ministeriales, de los cuales el 35% se encuentran en los sectores sociales y únicamente el 19% en las finanzas y el comercio.

Así lo revela el documento "Justicia de Género: Clave para Alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio", elaborado por el Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM).

En Noruega, en 2003 se introdujo una cuota del 40 por ciento para aumentar la representación de las mujeres en los corporativos, desde entonces, la proporción de mujeres ha aumentado más de siete veces para llegar al 44%.

El informe destaca que el aumento de la participación de las mujeres en los parlamentos de los países más pobres refleja que estos avances tienen una mayor relación con la voluntad política que con el nivel de desarrollo.

De acuerdo con Unifem, cuando los gobiernos locales ofrecen oportunidades para que las mujeres participen en la toma de decisiones también tienen la posibilidad de acumular conocimientos para ocupar puestos más altos. Unifem sostiene por lo tanto que las cuotas han demostrado que hacen aumentar rápidamente la representación de las mujeres en la toma de decisiones corporativa y en la política.

Como sucedió en Noruega, donde en 2003 se introdujo una cuota del 40 por ciento para aumentar la representación de las mujeres en los corporativos, desde entonces, la proporción de mujeres ha aumentado más de siete veces para llegar al 44%.

El informe concluye que si se apoya la participación de las mujeres en la política local y en la organización comunitaria también se ayuda a que tomen decisiones al interior de sus familias, al tiempo que las prepara y las alienta a participar de manera más visible en sus comunidades.

Además advierte que la participación de las mujeres es esencial para tener un gobierno sensible al género. "Cuando las mujeres hacen oír sus voces, las políticas reflejan mejor sus vidas. Cuando siguen estando mal representadas, los intereses de las mujeres son ignorados constantemente".

El informe recomienda instaurar medidas para que las mujeres tengan una participación significativa si se pretende que sus voces sean oídas. Está claro que muchas veces las mujeres están ausentes en temas que tienen que ver con la salud, el cambio climático y la consolidación de la paz por ejemplo pero también en aquellos que tienen que ver con la tecnología o la economía. Que avance la justicia de género y se puedan lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio, depende también de que las mujeres tengan peso en los lugares donde hoy están casi ausentes.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Actualidad y economía en nuestra ZONA INTERNACIONAL?

Artículo anteriorMarta Vieira Da Silva es la mejor futbolista del mundo
Artículo siguienteLos trabajadores priman la conciliación sobre otros beneficios laborales