Sin conciliación las mujeres no ascienden

249

Poco a poco, el número de mujeres y hombres en puestos directivos se va equiparando. Sin embargo, un estudio elaborado por Hudson muestra que el porcentaje de mujeres en puestos de dirección no llega en España al 30%. Por niveles, el incremento es muy superior en puestos intermedios, ya que la alta dirección evoluciona más lentamente y sigue siendo eminentemente masculina.

Además de este obstáculo, el género femenino se topa de bruces con otro inconveniente: la dificultad para conciliar la vida familiar con la laboral. Muchas mujeres no pueden o no quieren asumir determinados puestos porque implican una disponibilidad casi total.

El género femenino se topa con otro inconveniente: la dificultad para conciliar la vida familiar con la laboral. Muchas mujeres no pueden o no quieren asumir determinados puestos porque implican una disponibilidad casi total.  Un dato esperanzador es que, a pesar de que el número de hombres candidatos a ocupar un puesto directivo es tres veces superior al de mujeres, cada vez más, las compañías optan por éstas para este tipo de puestos. Por lo tanto, y de manera progresiva, parece que el número de hombres y mujeres directivos tiende a equiparase.

Bien es cierto que si en algunos sectores como el Marketing, los RR.HH. o la Calidad el porcentaje de uno y otras está prácticamente igualado, en otras áreas, como la comercial, la financiera o la de logística son todavía un terreno de varones.

Perfil de una/un directiva/o
Según Hudson, existen diferencias entre los estilos de dirección de ambos sexos:

Las mujeres directivas, además de poseer grandes habilidades sociales, suelen ser cooperadoras, autoexigentes y también altruistas.

Por lo que respecta a los hombres, son también comunicativos. Además, se caracterizan asimismo por ser ambiciosos y por tener un mayor control de las emociones.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Directivas y Empresarias en nuestra ZONA MUJERES?

Artículo anteriorXX Cumbre Iberoamericana: educar, incluir e innovar
Artículo siguienteNatalia Reina, una trotamundos en clave digital