Sexismo: ¿cómo lo perciben los adolescentes?

397

El 13% de los chicos adolescentes afirman de si mismos mantener conductas propias de potenciales maltratadores, mientras que el 9% de las chicas admite haber sufrido alguna situación de maltrato por parte de su pareja o ex-pareja. La educación en materia de prevención de violencia genera reflexión entre los adolescentes, pero todavía quedan muchos valores sexistas que revisar.

Cuestiones tan tradicionales como que los chicos no lloran, o que no deben pedir ayuda para resolver sus problemas porque eso les hace parecer débiles, prevalecen con fuerza en los valores adquiridos por los jóvenes varones de nuestra sociedad. De la misma manera, entre las chicas se sigue identificando la agresividad de los varones con el atractivo. A ellos les cuesta más reconocer que insultar a una chica, minusvalorarla, provocarle miedo, ejercer control sobre su vida o aislarle de su entorno son formas de ejercer la violencia.

Los valores y referencias de la identidad masculina siguen construyéndose en torno a un tipo de conductas sexistas, al creerse que se es más hombre por adquirir esa forma de actitud.El delegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente, ha presentado esta mañana los primeros datos del estudio “Igualdad y prevención de la violencia de género en la adolescencia y la juventud”, realizado por la Universidad Complutense de Madrid en colaboración con el Ministerio de Igualdad.

En su intervención ha considerado que los datos obtenidos no distan mucho de las estadísticas entre personas adultas, entre las que un 3% justifica el uso de la violencia en casos de confrontación con la pareja. Entre los chicos y chicas adolescentes sigue prevaleciendo una cierta justificación y tolerancia al sexismo. “Significa que los valores y referencias de la identidad masculina siguen construyéndose en torno a un tipo de conductas sexistas, al creerse que se es más hombre por adquirir esa forma de actitud”.

Las valoraciones se corresponden con las encuestas realizadas al alumnado y al profesorado de 335 centros educativos repartidos por las 17 Comunidades Autónomas en el pasado curso escolar. En total se ha encuestado a 11.020 alumnos y alumnas, representados al 50% y con una edad media de 17 años. Además han participado 2.727 profesoras y profesores y a 254 equipos directivos. El 7,6% de las personas encuestadas han nacido fuera de España.

Según el delegado del Gobierno, es importante resaltar el papel que la educación está asumiendo en la sensibilización para la prevención de la violencia de género, considerado ya un pilar fundamental en la formación que la sociedad ofrece en esta materia. Además, ha considerado que la formación preventiva debe iniciarse en la educación primaria, ya que las primeras relaciones de pareja se inician como media a los 13 años.

Sin embargo, las y los adolescentes indican como principal fuente de información frente a la violencia de género a la televisión. Además, preguntados sobre su formación en el centro escolar, un 47% de las chicas admitieron haber tratado la violencia de género en el aula, frente al 34% de los chicos.

Las y los adolescentes indican como principal fuente de información frente a la violencia de género a la televisión.Lorente ha reconocido que los casos se siguen produciendo, pero que “cuando hay violencia, el periodo en el que se produce es mucho más corto que entre las personas adultas”, porque las jóvenes se sienten más capaces de detectarlo y después de contarlo en su entorno para poder salir de esa situación.
En cuanto al profesorado, un 27,7% ha admitido contar en su centro con un programa específico para tratar la violencia de género con el alumnado. Su principal fuente de información son también los medios, en este caso tanto la televisión como la prensa escrita.

Respecto al aumento del número de homicidios machistas registrados en lo que va de año respecto a los dos último años y que ya ascienden a 36, Lorente ha indicado que julio y agosto son meses estadísticamente más peligrosos. Además, ha señalado que este año se está produciendo un asesinato cada cinco días, frente a los siete días de media del año 2009. “No es casualidad que los casos se concentren alrededor de un periodo muy concreto”, ha sentenciado, haciendo referencia a la posible causa del efecto imitador.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Género, Igualdad, Debates en nuestra ZONA SOCIEDAD?

Artículo anteriorLos mayores de 65 consumen 3 veces más televisión
Artículo siguientee-igualdad: mujeres en la sociedad en red