¿Se recuperará España en el 2010?

107

Crédito y Caución no prevé una recuperación del mercado antes de 2010, por lo que las empresas deben aplicar criterios más estrictos a la hora de seleccionar los riesgos y la gestión de cobros.

Actual entorno de negocios
Tras un aumento del 1,2% en 2008, el crecimiento del PIB español se contrajo un 2,9% en el primer trimestre de 2009. A pesar de que esto supone que, desde el último trimestre de 2008, la recesión se ha acelerado, es importante destacar que la contracción interanual registrada por el PIB español en los tres primeros meses de 2009 ha sido menor que la caída registrada en Estados Unidos [-4,4%] y en la zona euro [-4,6%].

La mayor caída afectó al consumo privado [4,1%] y las inversiones brutas en capital inmovilizado [13,1%].La contracción del PIB español se debe principalmente a la caída de la demanda interna, que ha ido reduciéndose desde el tercer trimestre de 2008 hasta caer un 5,4% en el primer trimestre de 2009.

La mayor caída afectó al consumo privado [4,1%] y las inversiones brutas en capital inmovilizado [13,1%]. En este último caso, el sector de la construcción [-12,4] y los bienes de inversión [-18,6%] registraron la caída más significativa.

Evolución sectorial de la Distribución alimentaria
El sector de la alimentación se ha visto afectado fundamentalmente por la reducción de ingresos disponibles de los hogares y la consiguiente reducción del consumo. Por lo tanto, los precios se han convertido, indiscutiblemente, en la clave del mercado. En la actualidad, las empresas prestan especial atención a factores como ofertas especiales y precios más bajos para atraer a los consumidores.

La naturaleza de los productos amortigua los efectos de la recesión, ya que la demanda de alimentos es mucho menos elástica que la de otros sectores. Por lo general, esto significa que para las empresas del sector de la distribución de alimentos la volatilidad de los márgenes es menor que en otros sectores y, por lo tanto, adaptarse al ciclo económico actual puede resultar menos traumático.

En la actualidad, las empresas prestan especial atención a factores como ofertas especiales y precios más bajos para atraer a los consumidores.

El sector ha demostrado una cierta capacidad de resistencia y estabilidad desde que se produjo el cambio de clima económico. No obstante, teniendo en cuenta las cifras totales de insolvencias empresariales en el sector de la distribución y producción de alimentos, se calcula que tanto el número como los volúmenes han aumentado en los primeros cinco meses de 2009.

Las empresas que venden productos al sector de la alimentación deberían fijarse especialmente en el entorno económico actual, resulta fundamental analizar la solvencia de los clientes y su comportamiento de pagos. Cualquier cambio en este aspecto debe entenderse como un indicio de posibles dificultades o problemas de liquidez.

En general, la guerra de precios que se está produciendo entre proveedores aumentará la presión sobre los márgenes. Además, el estancamiento de las ventas afectará especialmente a los principales actores del sector, que podrán llegar a reducir sus inversiones y, en algunos casos, a posponer sus planes de expansión empresarial. Sin embargo, las empresas con los medios suficientes o con acceso a financiación externa pueden encontrar en las adquisiciones una oportunidad de crecimiento.

Evolución sectorial de la Construcción
Desde el tercer trimestre de 2007 las inversiones en el sector de la construcción se han visto afectadas negativamente por el deterioro del sector inmobiliario y los problemas financieros a escala mundial. Durante 2008, la producción se redujo en un 16,3% debido a una menor actividad en el subsector de la edificación. Hasta ahora, la ingeniería civil y las inversiones asociadas en proyectos de infraestructura han actuado como factor estabilizador. En 2008, las inversiones totales en esta área alcanzaron la considerable cifra de 38.265 millones de euros, y permanecerán estables durante el 2009.

Los proveedores deberían evaluar no sólo la solvencia de sus clientes, sino también su capacidad de pago en relación con la generación de liquidez durante el ciclo de explotación.En los primeros cinco meses de 2009 las insolvencias en el sector de la construcción aumentaron un 13% interanual. Los impagos continúan aumentando, pero existen indicios que demuestran que el ritmo se ha frenado ligeramente.

Los proveedores deberían evaluar no sólo la solvencia de sus clientes, sino también su capacidad de pago en relación con la generación de liquidez durante el ciclo de explotación. Esta generación de liquidez depende del tipo de actividad de construcción que desarrolle la empresa. Por ejemplo, en ingeniería civil y obras públicas la práctica de pago es normalmente mejor que en el sector privado, ya que los clientes son instancias públicas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que incluso los organismos públicos se retrasan a menudo en sus pagos.

Las actuales cifras económicas no muestran indicios de recuperación en el subsector de la construcción de viviendas. A finales del primer trimestre de 2009 las inspecciones de pisos habían caído un 56,5%, el consumo de cemento en el sector un 17,9% y el desempleo había aumentado un 9,3%. Pero los gobiernos locales y el Gobierno central introdujeron medidas destinadas a aumentar las obras públicas, especialmente en los subsectores de la ingeniería civil, mantenimiento y renovación, y a contrarrestar la contracción en el sector de la construcción y la economía general, haciendo especial hincapié en la inversión en infraestructuras.

Estas medidas están recogidas en el Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte [PEIT], que se extenderá hasta 2020 y que engloba, en total, unas inversiones previstas de 248.892 millones de euros. Además, se ha lanzado el denominado Plan E para fomentar la actividad en el sector de obras públicas, con un fondo de inversión de 8.000 millones de euros. Algunos proyectos ya se han aprobado y se han puesto en marcha

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Masculinidad/Tendencias en nuestra ZONA VIDA PERSONAL?

Artículo anterior¿Quieres más clientes? Vence tu timidez
Artículo siguienteEspecies invasoras: ¿ayuda a la biodiversidad?