Sarkozy convoca a una cumbre europea para frenar la crisis

123

El Palacio del Elíseo convocó para el 4 de octubre a los cuatro países europeos que integran el poderoso G-8 para analizar la crisis financiera global y determinar su "contribución", durante un encuentro en París.

En tanto, aunque el presidente francés, Nicolás Sarkozy, negó ser el que propuso la idea, el gobierno holandés apoyó la posibilidad de crear un fondo común con el objetivo de socorrer a bancos europeos en problemas por la crisis financiera.

En un breve comunicado, según adelantó el diario La Nación, la presidencia francesa anunció la presencia en esa reunión de los jefes de Estado y de gobierno de Alemania, Italia, el Reino Unido y Francia.

También participarán los presidentes de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso; del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet; y del Eurogrupo, el primer ministro luxemburgués Jean-Claude Juncker.

"Esta cumbre tiene por objeto preparar la contribución de los miembros europeos del G-8 a los próximos encuentro de esta instancia consagrados a la crisis financiera internacional", precisó el Elíseo en su comunicado.

En tanto, la Unión Europea (UE) anunció que estudia la creación de un sistema común de garantía de los depósitos bancarios de los particulares.

"Una de las ideas que estamos analizando es la forma de lograr un acuerdo sobre un sistema común, un mecanismo o una cooperación más estrecha entre diferentes sistemas", indicó Durão Barroso.

La gigantesca diferencia que existe entre los sistemas de garantía de depósitos entre los 27 países de la UE se hizo evidente ayer, después de que Irlanda anunció que ofrecerá una protección ilimitada a los ahorristas de los seis bancos más grandes del país.

Desmentida y apoyo. Sarkozy desmintió hoy que Francia haya propuesto crear un fondo común europeo de 300.000 millones de euros para socorrer a los bancos en dificultades debido a la crisis financiera.

"Desmiento el monto y el principio" de tal fondo, respondió Sarkozy, presidente en ejercicio de la Unión Europea, sin dar más precisiones, en respuesta a la pregunta de un periodista sobre el tema.

Por otro lado, Holanda propuso la creación de un fondo europeo de "reserva" que permitiría ayudar a los bancos del continente en dificultades para evitarles la quiebra, indicó hoy su ministerio de Finanzas.

Enérgico reclamo de Merkel. La canciller alemana, Angela Merkel, exigió que ante la crisis financiera que asola a los mercados mundiales se desarrollen con urgencia "sistemas de seguridad y de alarma preventiva" para evitar que se repitan ese tipo de acontecimientos.

"No puede ser que cualquier profesional manual tenga que trabajar respetando las normas DIN y que numerosos aparatos deban pasar una inspección técnica, mientras en los mercados financieros circulan productos por valor de miles de millones sin suficientes reglas de control", afirma Merkel en declaraciones que publica hoy el diario germano Bild .

La canciller alemana rechaza, sin embargo y tras aprobar un paquete de rescate de 35.000 millones de euros para la financiera inmobiliaria Hypo Real Estate (HRE), garantizar por adelantado a todos los bancos alemanes una amplia ayuda estatal.

Tras reiterar que el sistema bancario alemán es mas estable que en ninguna otra parte, Merkel subrayó en ese sentido que el estado federal "no puede ni quiere firmar un cheque en blanco para todos los bancos, da igual que se hayan comportado o no de manera responsable".

Artículo anteriorÁngel Marco lee Cortázar
Artículo siguienteSalir del abismo