Santander cosecha bancos en apuros

132

El Santander, primera entidad bancaria de la zona euro por capitalización bursátil, pagará en acciones ofreciendo a los accionistas de Sovereign una acción de Santander por cada 3,42 acciones del banco estadounidense, según un comunicado del grupo español publicado en la noche del lunes al martes.

La operación obligará al Santander a llevar a cabo una ampliación de capital de alrededor del 2%, que deberá ser aprobado por una Asamblea General extraordinaria.

Santander detentaba ya, antes de la compra, el 24,35% de Sovereign. Cuando Santander anunció su entrada en el capital de Sovereign en 2005, pagó 27 dólares por acción y ahora pagará sólo 3,81 dólares.

"La Comisión de Capital y Financiación de Sovereign (…) pidió a Santander que, dada la incertidumbre sin precedentes en el actual entorno de mercado y los retos a los que se enfrenta Sovereign, considerara la compra del 75,65% de la compañía que aún no poseía. Dicha Comisión evaluó la operación y la recomendó al Consejo", según el Santander.
Sovereign es un banco implantado en el noreste de Estados Unidos, con 750 sucursales, alrededor de 12.000 empleados, y se sitúa en el puesto número 20 de los bancos estadounidenses.

Este rescate oportunista es un nuevo testimonio del apetito de Santander, coloso europeo, por ahora inmune a la crisis que afecta a sus competidores en Europa y Estados Unidos. Se trata de su tercera compra desde el verano, tras las adquisiciones del banco británico Alliance & Leceister (A&L), por unos 1.300 millones de libras (cerca de 1.600 millones de euros), y del también británico, Bradford & Bingley (B&B), por unas 420 millones de libras.

Santander, que inicialmente no había previsto adquisiciones para este año, parece estar al acecho según observadores. Apoyado en una política de expansión prudente, basado en una sólida actividad de banca comercial, se aprovecha del caos, y deja la puerta abierta a más adquisiciones. "Existe la posibilidad de añadir valor salvando bancos a precios atractivos", declaró la pasada semana el director financiero del banco, José Antonio Álvarez.

Por ahora, ningún banco español ha tenido que ser socorrido por los poderes públicos, a diferencia de muchas entidades europeas.

El 22 se septiembre, el presidente de Santander, Emilio Botín, nieto, hijo y padre de banqueros, entusiasmó a sus accionistas asegurando que se alcanzará un beneficio neto récord de 10.000 millones de euros en 2008.

Artículo anterior¿Así somos o así nos ven?
Artículo siguienteMovilidad inalámbrica