¿Sabes lo que vales? ¡Se acabaron las rebajas!

298

¿Alguna vez has sentido que te estás regalando? ¿Tienes la sensación de que no te haces valorar? Seguramente puedas recordar situaciones en cualquier ámbito de tu vida en donde no te has dado el valor que tienes y que te mereces.

Las mujeres tendemos a ayudar a los demás, y muchas veces en ese querer ayudar a todos, nos olvidamos de nosotras mismas. En el plano afectivo, puede que no des importancia suficiente a tus opiniones, o a tus contribuciones a la pareja, dejando que sobresalga bien teniendo siempre la razón, y acatando tú su opinión siempre cómo la mejor, o en multitud de situaciones dejando que tu voluntad no sea tenida en cuenta.

Pues bien, es nuestra responsabilidad el cambiar estos vicios y el hacernos valorar en todos los frentes. La falta de confianza está ligada a estas actitudes viciadas. En el tema físico no nos gustamos, hay multitud de anuncios que nos dicen cómo deberíamos ser y proceder.

Es nuestra responsabilidad el cambiar estos vicios y el hacernos valorar en todos los frentes.La belleza está sobredimensionada, parece que tengamos que cumplir con unos cánones y que no hay otra opción. Es una locura vivir siempre a dieta y controlando cada bocado que comemos por que sintamos que tenemos que cumplir con el 90- 60 -90.

En otras ocasiones, la falta de confianza tiene que ver con nuestra valía en el trabajo. El ejemplo más claro es a la hora de negociar un sueldo. ¿Negociar? Sí, negociar. Si te valoras lo suficiente podrás pedir un precio justo por tu trabajo. O defender ese proyecto en el que has estado trabajando tan duro.

La pareja es sin duda uno de los pilares donde más flojeamos en confianza. Muchas veces nos regalamos, y atraemos a compañeros que no ven o no reconocen esas virtudes. Lo primero que tenemos que hacer si queremos que los demás las vean, es hacerlo nosotras mismas.

Lo primero que tenemos que hacer si queremos que los demás las vean, es hacerlo nosotras mismas.Pues bien, se acabaron las rebajas, y es hora de empezar a pedir un precio justo por nosotras mismas. Que por otra parte es legítimo y natural.

¿Qué no sabes cuánto vales?
Si aún no te has dado cuenta de la cantidad de virtudes que tienes, te propongo un ejercicio muy sencillo. Piensa en las 50 aptitudes positivas y habilidades que tienes y escríbelas en una lista que puedas ver a diario. ¿Te parecen muchas?, verás cómo te salen más fácilmente de lo que esperas y te sorprenderá ver cómo en menos de 15 minutos puedes superar las 50. Además, puedes añadir esas 5 cualidades en las que ves que podrías mejorar y marcarte unos pasos para hacerlo en los próximos 6 meses.

Ánimo, y empieza a ser consciente de cómo puedes fortalecer tu falta de confianza. ¡Tendrás parte del camino andado!

 

Otros artículos de esta columnista…
*En estas fiestas pinta tu mapa del tesoro
*Me oyes… ¿pero me escuchas?
*Recarga tus pilas

*Alimenta tu energia

*¿Speednetworking? Entrénate para triunfar

*¿Sabes lo que quieres? ¿Por qué no lo pides?

¿Ya has visitado Columnistas en nuestra ZONA OPINIÓN?

Artículo anteriorHeras Celemin, primera mujer que preside la RSEF
Artículo siguiente¿Mujeres en Consejos? Más, pero menos