Redes sociales, relaciones sociales: construyendo nexos

388

Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE

A lo largo de muchos momentos en nuestra vida diaria necesitamos utilizar los contactos sociales. Poner en movimiento nuestra agenda personal y profesional nos ayuda a resolver aspectos necesarios para nuestro trabajo o para nuestro entorno personal. Siempre he creído que la valorada "agenda" se construye día a día, con generosidad, con optimismo, sin esperar nada a cambio de las personas que entran en tu vida.

Lo pienso cuando estoy de nuevo en el avión. esta vez con tiempo suficiente para recrearme en la escritura, en la lectura y aprovechar estos momentos de desconexión de móviles, emails y SMS a los que obliga necesariamente el estar en las alturas. Y logro un instante de reflexión sobre este tema recurrente en nuestra existencia cotidiana: las relaciones.

Aunque es cierto que nada puede suplir el imprescindible contacto personal, el intercambio cara a cara y mirándose a los ojos, no es menos verdad: en la actualidad internet ha generado otras vías de relación igualmente eficaces.A medida que consolidamos nuestras relaciones, éstas se asientan y generan en las personas lazos íntimos de amistad que permiten al descolgar un teléfono saber que alguien con quien puedes contar está ahí.

Construyo en mi día a día ese llamado "networking personal", con entusiasmo y cariño, porque me interesan las personas, sus vivencias y su anhelo por, en definitiva, ser felices.  

El ayudarles me hace sentir bien. Me motiva poner en contacto a personas que no se conocen, pero que juntas son capaces de desplegar grandes proyectos y crecer personal o profesionalmente. Y me gusta. Es mi forma de contribuir a sumar, no a restar.

El otro día en la tertulia literaria en la que participo, se habló de este tema y de cómo, al final, si compartes recibes, siempre recibes. Aunque es cierto que nada puede suplir el imprescindible contacto personal, el intercambio cara a cara y mirándose a los ojos, no es menos verdad: en la actualidad internet ha generado otras vías de relación igualmente eficaces. 

Vivimos inmersos en redes sociales y esas herramientas facilitan los contactos, los multiplican hasta el infinito sin poner límites y generan vínculos emocionales profundos entre personas que nunca llegarán probablemente a conocerse.

Un claro ejemplo de cómo las redes sociales potencian nuestra capacidad de acceder a los otros es el twitter @aupacova, que ha unido a más de 5.000 seguidores en apenas unos días, para preocuparse y  compartir la evolución de una joven adolescente que en la actualidad atraviesa  momentos muy difíciles tras un terrible accidente de tráfico.  

Muchas de las personas que tuitean no se conocen, pero encuentran un nexo común en compartir y mitigar el dolor ajeno. Y todo ello sin mirarse a los ojos.

El twitter, una tertulia literaria que no es sólo discutir un libro sino también verse con amigos, las llamadas de teléfono, los emails, las diferentes maneras de comunicarnos día a día…son únicamente herramientas para relacionarnos, para no estar solos, para saber que tu vida es más fuerte y segura cuando la gente te rodea.

Hoy os animo a generar vínculos entre las personas que atraviesan vuestras vidas y encontrar parafraseando a Albert Espinosa  las "perlas capaces de convertirse en diamantes". Personas que nunca existirían de otro modo, pero que están y nos ayudan a crecer y a construir. Porque hoy más que nunca necesitamos saber que no estamos solos .

*Concha Canoyra es Directora Gerente de la Institución Educativa SEK/ Universidad Camilo José Cela. Con una amplia trayectoria profesional en el sector de la consultoría – KPMG o Coritel- su preocupación e interés por la igualdad femenina la ha llevado a organizar e impartir numerosas ponencias y seminarios sobre este tema.

Otros artículos de esta columnista…

Otr@s columnistas…

¿Ya has visitado Columnistas en nuestra ZONA OPINIÓN? 

Artículo anteriorEmpieza, Premio a la Igualdad y la Conciliación
Artículo siguienteCazar mariposas y empezar a innovar