Primer Speed Networking en Madrid

237

El martes 21 de abril tuvo lugar el primer encuentro de Speed Networking de Madrid, organizado por Forbes MacKenzie, una empresa consultora con oficinas en Madrid y Londres. Al estilo del popular “speed dating”, se encuentran frente a frente distintas parejas de personas, en un plazo muy corto de tiempo y de manera muy intensa, y se hacen las primeras preguntas y revelaciones necesarias para saber si existe la química necesaria para continuar en una colaboración o desarrollar un negocio.

Basándose en los datos proporcionados con anticipación por los participantes, junto con su propia experiencia, el equipo Forbes MacKenzie junta a los participantes en grupos preseleccionados de acuerdo con sus áreas de especialización y sus objetivos. Este proceso asegura que los resultados del evento de networking sean lo más positivo posible y cumplan en lo máximo posible con las expectativas de los asistentes. Lo llaman networking estructurado.

Durante las 3 horas que dura el evento, cada participante podrá conversar con más de 20 personas preseleccionadas según los criterios. El objetivo es iniciar contactos con alta posibilidad de convertirse en negocio, aunque dependerá de los interesados que se lleve a cabo.

Además de los encuentros en sí, este evento comenzó con una propuesta muy útil: dos presentaciones de dos personas expertas en el mundo del networking. Pino Bethencourt, que fue breve, brevísima como mandaba el protocolo del evento, también fue clara y de gran ayuda en su presentación. Argumentó que lo más importante en estos encuentros es escuchar, hacer preguntas, y saber aportar valor a tus nuevos contactos. El encuentro en si, aunque importante, no es tan valioso como el seguimiento–hay que llamar, mandar un email, contactar, y sobre todo hacerlo ofreciendo algo a la otra persona. De esta manera, se refuerza el contacto y se crea una relación de confianza.

Pino Bethencourt es la autora de El éxito en seis cafés. Construya relaciones de confianza y practique networking efectivo, que estuvo en venta durante la velada, y profesora del Instituto de Empresa, además de socia directora de Bethencourt Strategic Development.

También habló Juan Díaz Andreu, coordinador del Ryder Club Spain y profesor del Instituto de Empresa. Vino con una presentación en Power Point extensa y divertida, que utilizó lo justo para recalcar la importancia de su mensaje: toda comunidad en la que participas tiene el potencial del networking, tu antiguo instituto, universidad, centro de posgrado; tus anteriores lugares de trabajo, los grupos en los que participas. Y hay que fomentar esos contactos, hay que ser constantes y consecuentes.

Un dato informativo interesante fue las estadísticas de quien acudió al evento: fue un encuentro casi igual en hombres que en mujeres, 48% hombres, 53% mujeres, lo cual llevó a la anfitriona, Beatrice Dittrich a bromear que no se trataba de un evento de speed dating. Entre los representantes de las empresas, el 41% de las personas venían de empresas grandes y medianas, mientras que el 59% eran de pymes y autónomos–números no sorprendentes ya que coinciden con las estadísticas habituales en España de la configuración empresarial.

Las reglas de los encuentros, explicadas antes de comenzar, fueron las siguientes:

1. Cuatro minutos por interacción
2. Hablar con la persona sentada enfrente tuyo
3. Cambio siempre a la derecha
4. Importante: una vez hay que cambiar dos asientos
5. Hacemos una pausa corta
6. Terminamos una vez que todas las personas dentro del grupo se hayan encontrado

Hubo unos pequeños decoloques en algunas mesas por confusiones de la gente o porque algunas personas se marcharon. Pero, a pesar de ello, todos pasaron muy bien la velada y todos derrocharon ánimos y satisfacción. Esto lo podemos ver en el vídeo realizado:

También te pueden interesar…