¿Por qué es importante que contrates a mujeres en tu startup?

459

Dice Cheryl Yeoh que es vital contratar mujeres durante las primeras fases de la puesta en marcha de tu startup, sobre todo cuando el equipo es pequeño. Apunta al bajo ratio de mujeres en startups y a la escasez de mujeres en tecnología en general además de una razón de peso y valor: aportarán sensibilidad social y empatía, serán más exhaustivas y podrán agregar como consumidoras. Además por supuesto, estarás equilibrando la balanza.
———————————————————-
El ratio de género y las tendencias de género de la comunidad startup son temas recurrentes que crean mucha controversia. Pero este artículo no trata de las causas de la escasez de mujeres en tecnología ni tampoco de cómo es ser una de ellas. Más bien, quiero hablar de por qué este tema es importante. Contratar mujeres como parte central del equipo no sólo es importante para el movimiento femenino o para el sentido más amplio de igualdad. Es importante para el éxito de tu startup. Y es especialmente relevante durante las primeras fases, cuando sólo hay involucradas de tres a diez personas.

Contratar mujeres como parte central del equipo no sólo es importante para el movimiento femenino o para el sentido más amplio de igualdad. Es importante para el éxito de tu startup. Y es especialmente relevante durante las primeras fases. Un reciente estudio de la HBS (la Escuela de Negocios de Harvard) aclara este punto:  “¿Qué hace a un equipo más inteligente? Más mujeres.” Y no están hablando de un equipo formado por hombres en su totalidad con una jefa de personal o una recepcionista, como apunta inteligentemente Chris Dixon. Las dinámicas que una mujer lleva a la mesa de trabajo son cruciales para el éxito de una startup en sus primeras fases. Las razones son estas:

1. Las mujeres tienen más sensibilidad social y empatía
Las mujeres tienden a empatizar más. Realmente escuchan. Tienen mentes abiertas. Las mujeres tienen una capacidad extraordinaria para entender lo que quieren los usuarios y cómo se sienten cuando están usando un producto o servicio. ¿Es útil? ¿Es intuitivo? Las mujeres son fantásticas conduciendo las entrevistas a los usuarios, llevando las sesiones de feedback, recogiendo ideas y sintetizándolas en requisitos practicables, priorizando las características, diseñando las líneas generales del proyecto y por último, comunicando las necesidades financieras al equipo técnico.

Incluso iría más lejos al decir que las mujeres resultan mejores encargadas de producción y especialistas de la experiencia de ususario en el entorno de las startup; un sentimiento al que ha hecho eco Fred Wilson en el evento de Rachel Sklar “Diversity In Tech: A Great Investment” (“Diversidad en tecnología: una gran inversión”) el pasado octubre. En un mundo donde nuestro objetivo es crear productos que llenen los vacíos de las necesidades que aún no se han suplido, ¿quién mejor que una mujer para este trabajo?

2. Las mujeres pueden equilibrar la lucha silenciosa por el poder entre los hombres
Si estás en una startup que tenga al menos dos hombres, lo habrás visto: inevitablemente, se nota que existe una lucha soterrada por el poder. (Y no me malinterpretes, también sucede en startups fundadas por mujeres). Cuando hay una diferencia de opinión, una mujer es normalmente una mediadora natural y puede servir para romper la intensidad del momento antes de que la cosa empeore.

Debido a que las mujeres tienden a hablar más sobre relaciones que los hombres, suelen ser las que sacan a la superficie este tipo de asuntos y confrontan a los miembros del equipo con lo que ven. El descontento oculto ha de ser cortado de raíz, ya que si lo dejas pasar resurgirá más tarde de otra forma. No puedo enfatizar suficiente sobre la importancia de tener una “tercera voz” que venga de una mujer (incluso cuando las fundadoras son mujeres). He visto en primera persona cómo hace maravillas suavizando las perspectivas de ambas partes.

3. Las mujeres están más orientadas a los detalles y son más exhaustivas
En 2006, el polémico libro de Louann Brizendine, The Female Brain, (El Cerebro Femenino) reivindica que las mujeres hablan tres veces más de lo que lo hacen los hombres. Mientras otros estudios han relegado este a la categoría de mito o psicología-pop, si miras a tu alrededor verás que hay algo de verdad en la reivindicación de que las mujeres son más habladoras. Somos más expresivas y descriptivas. Nos gusta dar el contexto de cada situación y queremos asegurarnos de que la persona con la que hablamos “entiende la historia” del todo antes de que nos pase su juicio o tome una decisión.

En una startup esto es muy valioso. Se traduce en atención al detalle, asegurarse de que nada pasa desapercibido. La mayoría de fundadores de startups tiende a ser grandes visionarios con objetivos elevados. Tener a alguien que es más exhaustivo y presta más atención a las pequeñas cosas puede ayudar a esos fundadores (hombres o mujeres) a no perder los árboles por el bosque.

4. Probablemente las mujeres están usando tu producto
Mira qué porcentaje de tu base de usuarios son mujeres. En el caso de CityPockets, casi el 70% de nuestros usuarios más activos son mujeres. Si estás en el comercio online, entonces una mujer debería tener un papel fundamental en el diseño de tu producto porque ellas son las compradoras más poderosas e influyentes en las decisiones financieras dentro de la familia.

¿Por qué necesitas una mujer? En parte porque hombres y mujeres tiene unos hábitos de compra muy distintos. Por ejemplo, los hombres persiguen la gratificación instantánea cuando van de compras. Tienden menos a mirar o dejarse influenciar por descubrimientos, ya que su intención es “entrar, comprar lo que quieren y marcharse”. A las mujeres, por el contrario, les encanta encontrar una buena oferta. Y están dispuestas a esperar o posponer la gratificación con la esperanza de encontrar algo todavía mejor. Simplemente, el entender estas diferencias básicas te ayudará a diseñar un producto mejor.

Predicar con el ejemplo
Estoy orgullosa de decir que después de fundar nuestra startup, decidí contratar a Jin para ser mi Head of Product and Design, siendo mi primera empleada a tiempo completo. Al principio la contraté para ser nuestra asesora de experiencia de usuario, para modernizar el diseño de CityPockets y mejorar su  usabilidad. Nunca pensé que tendría la capacidad para contratarla a tiempo completo ya que era una asesora que despuntaba y tenía una preparación increíble, tras años de experiencia en PayPal y eBay en el área de la bahía (San Francisco) y trabajar en otros interesantes proyectos para empresas importantes y startups en Nueva York como Walmart, Razorfish, Publicis Modem, Intent Media y Global Mind. Pero hacia el final del proyecto, ella me habló de su deseo de seguir trabajando conmigo, su interés por nuestro producto y la visión de la empresa. ¡No tardamos mucho en hacerle una oferta e incluirla en el equipo! Su decisión de unirse a nosotros dice mucho de mí y CityPockets. Además, ella ha sido una fuerza dinámica dentro de nuestro pequeño grupo y sus contribuciones han excedido mis expectativas con creces.

Más que simplemente dotar de diversidad de género a un equipo, las mujeres contribuyen a la diversidad de ideas e innovación porque miran las cosas de manera diferente que los hombres. Así que si tienes una startup necesitas una mujer en tu equipo, en tu consejo directivo y entre tus asesores.

Quizás es más difícil encontrar mujeres en esta área de las startups dominada por los hombres, pero ellas son imprescindibles para la salud de cualquier startup. Sólo tienes que buscarlas.

*Sobre la autora invitada: Cheryl Yeoh es la Co-fundadora y CEO de CityPockets, un organizador de cupones de descuento diario y un Mercado secundario. Cheryl pasó de ser asesora de administración a emprendedora en tecnología por primera vez en 2010, ha conseguido financiación de ángeles inversores muy conocidos y está creando una floreciente startup en la ciudad de Nueva York. Espera servir de inspiración a otras mujeres para que persigan lo que aman y tiene muchas ganas de compartir sus experiencias y lo que ha aprendido como emprendedora. Síguela en Twitter @cherylyeoh.

Artículo publicado en Ellas 2.0

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Emprendedoras en nuestra ZONA MUJERES?   

Artículo anteriorSobre Anne-Marie Slaughter y cómo llamar a las cosas por su nombre
Artículo siguienteLa UCA lanza un Programa de Gestión Empresarial