Pon en orden tu vida… saludable

¿No te parece que ha llegado la hora de que intentes dedicar un poco más de tiempo a ti y pongas orden en tu estilo de vida?

1010

¡Llevar una vida más saludable es uno de nuestros nuevos propósitos! Aunque según el psicólogo Richard Wiseman casi el 90% de los retos que nos proponemos a final de año se quedan sin cumplir, te voy a dar algunas claves para que el más importante, el de mejorar tu bienestar, lo pongas en marcha.

¿Te levantas cansada, estas de mal humor, comes regular y te sobran algunos kilos? ¿el corazón se sale de la caja cada vez que tienes que subir escaleras o correr para coger el avión? ¿Tu cabeza no para de rumiar, te llevas a casa los problemas, no puedes más…?

¿Te levantas cansada, estas de mal humor, comes regular y te sobran algunos kilos?

Va siendo hora de que intentes dedicar un poco más de tiempo a ti y pongas orden en tu estilo de vida. No te digo que cambies de trabajo (igual sí), abandones tus obligaciones, te conviertas en maratoniana o te consagres como monja budista, se trata de agendar en tu día a día pequeñas acciones para llevar una vida más saludable y que concatenadas consigan resultados visibles.

Si me dices que no tienes tiempo, no te creo. Si me dices que eso no va contigo te equivocas, si me dices que no sabes cómo, yo te oriento, si me dices que tienes pereza, ya lo sé. ¡Tengo respuestas para todo!

Seguro que has oído hablar del efecto dominó. Una ficha de dominó es capaz de derribar otra que es un 50% más grande. Esto demuestra que una sucesión de pequeños avances positivos pueden llegar a convertirse en grandes logros.

Si me dices que no tienes tiempo, no te creo. Si me dices que eso no va contigo te equivocas

Te propongo una lista de aspectos para tener en cuenta para mejorar tu estilo de vida. Empieza por pequeños retos, los que te resulten más fáciles y te requieran menos esfuerzo y ves incorporando progresivamente los de mayor dificultad.  Verás cómo los resultados no se hacen esperar. No te prometo que en 21 días vayas a convertirlos en hábitos pero sí eres constante, vas a conseguir resultados. Y por supuesto, ante cualquier duda consulta a tu médico o a un profesional cualificado que seguro te ayudarán en este proceso.

1.Incorpora la Actividad Física a tu jornada

¿Cuántas horas al día permaneces sentada? Si sumas las que pasas en la oficina, en el coche, en el sofá, ¿muchas verdad?… Nuestro cuerpo está diseñado para caminar y estar activo, permanecer sentado tantas horas lo enferma. Sufre nuestra espalda, las articulaciones, el sistema circulatorio, etc. No te digo que vayas al gimnasio o practiques deporte diariamente, pero sí que camines al menos 30 minutos al día, que utilices las escaleras…y que te levantes cada dos horas de la silla y hagas estiramientos. La OMD aconseja hacer todos los días 60 minutos de actividad física

  1. Cuida de tu equilibrio emocional

La actividad física ayuda a regular tu equilibrio emocional. Pero también realizar ejercicios que trabajan la respiración, como los de yoga o Mindfulness pueden proporcionarte un mayor bienestar. Incorpora la actividad a tu nueva vida saludable!

La actividad física ayuda a regular tu equilibrio emocional.

Otra opción muy efectiva es meditar unos minutos antes de acostarte para calmar la mente. Siempre que puedas entra en contacto con la naturaleza. Pasear por la playa o por un parque grande pueden ayudarte a sintonizar tu propio mundo interior con el exterior.

  1. Procura dormir 7-8 horas diarias

Descansar bien es muy importante. Se recomienda dormir 7-8 horas diarias. De hecho, dormir menos de seis horas puede afectar gravemente a la salud, provocar aumento de peso, problemas cardiovasculares, cansancio o depresión y ansiedad. Si te cuesta dormir, prueba a acostarte siempre a la misma hora, fuera móvil, televisión u otros dispositivos en la cama. La melatonina se activa con la oscuridad, así que apaga la luz, procura que la habitación esté a una temperatura media de 18º y que las sábanas, el colchón y la almohada ofrezcan la comodidad necesaria.

  1. Hidrátate

Nuestro cuerpo está compuesto por agua en un 80% al nacer y el 65% en edad adulta. Las pérdidas normales de agua diaria oscilan entre 2.3 – 2.5 Litros. Si además consumes ciertos medicamentos la necesidad de ingerir agua aumenta. Es importante que el cuerpo permanezca hidratado, para permitir que se produzcan las reacciones químicas vitales y que los nutrientes se transporten a los órganos y tejidos. No esperes a tener sensación de sed para beber. Cómprate una de esas botellitas térmicas ponla encima de tu mesa de trabajo y llévala siempre contigo. Bebe entre 2 y 3 litros cada día. También puedes tomar infusiones entre las comidas te mantendrán saciada y así evitarás picar entre horas.

  1. Aliméntate con cabeza

Esta es la nueva guía de recomendaciones de alimentación elaborada por la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria y aprobada por más de 100 expertos en nutrición y salud.

Nos aconseja llevar una dieta saludable pero también solidaria, justa y sostenible a nivel social y medioambiental. Que respete las prácticas éticas en la agricultura, la ganadería y la pesca. También en la que prevalezcan los productos de temporada y de cercanía.

El equilibrio y la moderación son los principios básicos que favorecen una alimentación saludable. Si lo cumples, tendrás más asegurado tu peso corporal.

Importante dedicar el tiempo suficiente a la compra de los alimentos y prestar atención al etiquetado de los productos. Utilizar en la medida de lo posible el cocinado al vapor como forma de preparar los alimentos y sobre todo disfrutar comiendo en compañía.

  1. Fuera el tabaco y ojo con el alcohol

El tabaco y el alcohol contienen sustancias tóxicas que ponen en riesgo nuestra salud. Además, el alcohol contiene aditivos, grasas saturadas y mucho azúcar. Algo que puede favorecer problemas de peso e hipertensión. El problema del alcohol no radica tanto en su consumo ocasional y moderado, sino en el abuso. Según esto, la OMS considera de bajo riesgo el consumo al día de tres unidades para los hombres y dos para las mujeres.

¡Asume el compromiso y cambia tu vida en 2020!