Permisos de paternidad: Llegan hasta 30 días

347

Cuando nace un hijo, sus progenitores no quieren más que estar día y noche con él. En el caso de la madre, suele gozar de una baja por maternidad razonable, pero no es así en el caso de los padres. En la Argentina el permiso por paternidad ha pasado de dos a ocho días en el caso de los empleados del estado y de algunas universidades.

En marzo, se logró la extensión de la licencia por maternidad para las empleadas de la casa, de 90 a 120 días, y la licencia por paternidad pasó de dos a ocho días hábiles. Se espera que a fines de abril se logre extender la licencia por paternidad a 30 días, según informó Pablo Gennaro, Secretario General de la Asociación de Trabajadores del Estado ATE- Legislatura.

"Nos parece justo que el padre acompañe a la madre en el nacimiento de su hijo", dijo Gennaro. Esto sin embargo, no beneficiará a los varones que trabajan en una empresa privada y tiene solo dos días para acompañar el nacimiento y los post de sus hijos.

En una sociedad cambiante donde la mujer ya no es sólo ama de casa, se plantea el debate sobre quién cuida y a quién corresponden las licencias.Andrea Plotquin acaba de ser madre. "Mi marido guardó vacaciones para poder quedarse al principio, sobre todo porque tiene que ayudarme con el mayor. Para mí sería muy necesario que tenga más licencia para disfrutar de su nuevo hijo también", relató.

La Legislatura de Córdoba también aprobó en marzo una ley que otorga seis meses de licencia por maternidad a las empleadas públicas de la provincia, además de las docentes públicas y privadas. También se extendió la licencia de dos a ocho días para los padres del sector estatal.

El Consejo Superior de la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS) había aprobado en febrero la extensión de la licencia para las madres de tres a siete meses y medio, y para los padres de tres a 30 días posteriores al nacimiento.

En el caso de las adopciones, las trabajadoras de la Universidad tendrán derecho a una licencia con goce de haberes de 180 días a partir de la fecha de otorgamiento de la tenencia, mientras que para el trabajador la licencia se extenderá por 30 días. La nueva normativa ampara también a las familias homoparentales.

Además, el Consejo Superior de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) aprobó extender las licencias por maternidad a 180 días y por paternidad, a 15 días hábiles, con la novedad de que si la madre decide interrumpir ese período, los días restantes podrán ser utilizados por el padre en caso de que éste también sea personal de la UNC.

En el Municipio de Morón, desde el 2009 los hombres tienen un mes de licencia y las mujeres 210 días, un mes antes y seis meses después.

"Lo que no queríamos es que generaran un impacto negativo para las mujeres jóvenes, que por siete meses pueden llegar a no estar. Lo que hicimos es abrir la posibilidad de que las áreas puedan contratar a alguien que las suplante por siete meses. De todas maneras hay algunas mujeres que la cortan, no se toman todo el tiempo que les corresponde, existe esa posibilidad. Los varones se la están tomando más que antes. Tenemos dos casos de matrimonio igualitario en Morón que ya están cobrando la asignación por pareja. Y el tema que estamos discutiendo ahora es qué pasa con dos mujeres empleadas municipales, ¿las dos con licencia de maternidad, o una de maternidad y otra de paternidad? Son temas que van apareciendo" explicó Delia Zanlungo Ponce.

Licencias para quiénes
¿Pero qué pasa con las mujeres y los hombres que no tienen la suerte de trabajar en estos espacios con licencias extendidas? En Argentina la ley nacional 20.744 de contrato de trabajo estipula 90 días de licencia para las mujeres y dos para los varones.

El caso más extremo es el de las trabajadoras domésticas que no tienen ningún derecho en relación a la maternidad, aunque hay un proyecto de la presidenta Cristina Fernández que ya tiene media sanción para que puedan tener los mismos derechos que el resto de las mujeres.

Según datos de la Subsecretaría de Programación Técnica y Estudios Laborales. Dirección General de Estadísticas y Estudios Laborales (MTEYSS), en el cuarto trimestre de 2006, el 42,0% de la población urbana ocupada tenía un trabajo precario, en el que no se les realizaban los aportes y contribuciones al sistema de seguridad social.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Género, Igualdad, Debates en nuestra ZONA SOCIEDAD?

Artículo anteriorUna filosofía colaborativa es vital para el éxito de la marca
Artículo siguienteEstambul: Las razones de las mujeres para acceder al poder