Park Geun-Hye: primera mujer en gobernar Corea del Sur

643

Por primera vez una mujer gobernará la decimotercera economía del mundo, y la cuarta de Asia. Se trata de Park Geun-Hye, conservadora, que pertenece al partido ahora en el poder. Ha ganado con una propuesta de justicia económica y acercamiento al Norte.

La vida de Park Geun-hye ha sido bajo la sombra su padre. Desde joven, se vio inmersa en la política. En 1974 tuvo que dejar sus estudios en Francia para asumir como primera dama tras el asesinato de su madre. Su padre murió en un atentado en 1979. En un acto político en 2006, un atacante clavó un puñal en su cara, por lo que debieron darle 60 puntos de sutura. Para muchos surcoreanos ella es la continuidad de su padre, el fallecido dictador Park Chung-hee, amado y odiado a partes iguales.

Park Geun-hye, de 60 años, es hoy la jefa de Estado de un país en el que los hombres acaparan 8 de cada 10 escaños en el Parlamento y la inmensa mayoría de cargos directivos de instituciones y empresas.

Park Geun-hye, de 60 años, es hoy la jefa de Estado de un país en el que los hombres acaparan 8 de cada 10 escaños en el Parlamento y la inmensa mayoría de cargos directivos de instituciones y empresas.

En cuanto a las políticas hacia Corea del Norte, Park busca abandonar la línea dura de Lee en favor del entendimiento con el vecino comunista a través de la creación de centros de cooperación que faciliten una comunicación directa entre ambos gobiernos.

Para muchos observadores, Park es una influyente estratega. Declarada admiradora de la reina Isabel I de Inglaterra ha demostrado su habilidad para moverse en los círculos políticos aunque sus carencias residen en su débil oratoria, escasez de empatía y poca elocuencia.

Sus detractores ven en su habitual sonrisa ante las cámaras una mueca nerviosa que refleja la extrema rigidez del carácter de esta política poco dada a expresar emociones de forma natural, como aparente secuela de los golpes que la vida le ha propinado.

La hasta ahora diputada con cuatro legislaturas a sus espaldas goza de un fuerte apoyo entre los surcoreanos de edad avanzada, muchos de ellos simpatizantes de su padre, pero es impopular entre los jóvenes, críticos con el partido del presidente Lee Myung-bak que exigen una vuelta de tuerca.

Soltera y sin hijos Park Geun-hye era una candidata inusual en la conservadora Corea del Sur, donde los ciudadanos observan su situación familiar con desconfianza.

Sin embargo, como contrapartida, también hay quien ve en el hecho de que haya sacrificado su vida privada por servir al país como un mérito.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Políticas y funcionarias en nuestra ZONA MUJERES?  

Artículo anteriorLas mujeres son las más afectadas por los recortes
Artículo siguienteCierra la delegación de ONU Mujeres en España