Pareja: 6 claves para aprender a negociar

284

Cuando una persona se enamora, todo es muy bonito. Sin embargo, para que esa relación dure, hay que asumir lo que comúnmente se conoce con la expresión ‘tira y afloja’. Estque en principio parece complicado no lo es tanto si seguimos estos seis consejos.

1.- Recuerda que negociar no es pelear. La negociación es el proceso por el cual se resuelven conflictos, se acuerdan soluciones y se procura obtener resultados que sirvan a intereses mutuos. Pelear implica luchar por intereses individuales sin tener en cuenta al otro. Por lo tanto, si deseas arribar a una solución adecuada para ambos, ten en cuenta que el otro te importa, que lo amas y que una pelea no tendría ningún sentido.

La negociación es fundamental para una relación duradera. El resultado serán un consenso constructivo.

2.- Reconoce y evita formas erróneas de manejar un conflicto. Si tu fin es lograr un acuerdo con tu pareja, existen posiciones subjetivas que debes eliminar. Evita que alguno de los dos asuma una actitud de sumisión, ya que se daría un falso acuerdo en pos de no lastimar o salir lastimado. Tampoco es conveniente la participación de terceros, porque sólo oscurecerá la situación. Siéntete con la libertad de expresar tus miedos, enojos, contradicciones, deseos y esperanzas.

3.- Entiende que pareja implica ser parejos. No lo olvides: estás en una relación de a dos. La relación les pertenece a cada uno por igual, y el fin de la negociación es justamente que sea “parejo para la pareja”.

4.- Cuida que el contexto de negociación sea el adecuado. Estas charlas no pueden darse en medio de un festejo, haciendo compras o practicando deportes. Encuentra el espacio para poder estar tranquilos, sentir la comodidad de expresarse, llorar o enojarse, si es necesario, sin estar pendientes de los demás. Pacta el lugar y dedícale el tiempo que se merece. Evitarás complicaciones externas que sólo volverán más tensa la situación.

5.- Ten solidaridad emocional. Es posible que en el proceso salgan a la luz temores, enojos, inseguridades o cuestiones del otro que te molesten. Ten presente que si se despiertan tales sentimientos es porque hay mucho en juego y porque el amor despierta emociones desconocidas y sorpresivas hasta para quien las percibe. Ponte en el lugar del otro y procura comprender por qué se siente de tal o cual manera. Seguramente esta empatía hará que la charla se vuelva más productiva y exitosa.

6.- No interpretes pensamientos ni sentimientos del otro. Es frecuente escuchar en discusiones de pareja frases tales como “yo sé que tú no me quieres más”; “yo sé lo que tú estás pensando”; “yo sé que me eres infiel, lo presiento”. No eres clarividente, ni adivino, ni tienes una bola mágica. Es imposible saber a ciencia cierta qué es lo que siente y piensa la otra persona, si no se le pregunta. Evita que la charla se vuelva una cuestión de quién sabe más acerca del otro.

Importante: Entiende que la decisión de negociar nace del amor. Si te guías por él, encontrarás la mejor forma de solucionar y enfrentar cualquier obstáculo.

Foto: Amenlu

Artículo anteriorTriunfa el primer día de trabajo: 10 claves para lograrlo
Artículo siguiente150 mujeres copan la Bolsa de Madrid