Opus nigrum

150
Otra de las grandes novelas históricas de Yourcenar, "Opus nigrum" es una verdadera lectura de los personajes y su tiempo, en donde se instala Marguerite Yourcenar. Desde allí plantea la oposición entre el sabio y los prejuicios, la religión, la mirada sobre el mundo. La Europa del XVI, en Flandes, y la historia del médico y filósofo Zenón, un hombre que entre la realidad y la historia convive con la transición de la Edad Media al el Renacimiento.

Zenon tiene "la rabia de saber". Ninguno de los saberes de su tiempo le son ajenos, pero es sobre todo un médico interesado en las analogías del cuerpo y el universo, y las relaciones entre el cerebro y los sentidos. Y es asimismo un filósofo escéptico sobre la acción de la Providencia en el mundo, sospechoso de herejía y ateísmo, por lo que será condenado a morir en la hoguera. En vano tratará de ocultarse bajo un seudónimo y disimular sus actitudes. El canónigo amigo y antiguo profesor Bartolomé Campanus pretende en vano que se retracte públicamente, con lo cual conseguiría el perdón de la condena y su puesta más o menos temprana en libertad. Pero Zenón se niega y opta por el suicidio, forma legítima de la libertad (y tema de las "Memorias"), preferible siempre a la muerte ígnea ("mors ígnea") que lo esperaba, "apenas diferente de la agonía de un alquimista que prende por descuido sus ropas en el atanor".

Nacida en Bruselas, hija de padre francés y madre belga, Marguerite Yourcenar (Marguerite de Crayencour, 1903-1987) es una de las figuras mayores de la literatura francesa del siglo XX. Autora dramática y narradora destacada alcanza su punto más alto con "Opus nigrum" y Memorias de Adriano. Fue la primera mujer elegida miembro de la Academia Francesa.

Artículo anteriorEl rumor de las voces bajas
Artículo siguienteEl Kremlin no debe controlar Repsol