Olvídate de las dietas milagro y cuídate

217

A veces el deseo de lucir un cuerpo bonito en verano puede llevar a acudir a las famosas "dietas milagro" o a restringir los alimentos de forma drástica (dieta del pomelo, etc.). La tan conocida "operación bikini" puede hacer que muchas mujeres, en especial jóvenes y adolescentes se obsesionen en adelgazar rápidamente, y, sin acudir a ningún tipo de profesionales alteren completamente su hábitos alimenticios, no tomando en cuenta las posibles repercusiones.

Realizar dietas adelgazantes, con la consecuente pérdida de peso, puede llegar a desencadenar la aparición de importantes trastornos alimentarios. Toda dieta debe ser personalizada y sobre todo, si se desea eliminar el sobrepeso de una forma efectiva…¡no hagas trampas!

El Dr. Gaspar García, director del Área de Educación para la Salud del Colegio de Médicos de Málaga y que recogía en su último número la revista "Andalucía Médica", editada por el Consejo Andaluz de Colegios de Médicos ofrece una visión diferente para llegar a tener un cuerpo saludable y en forma.

En personas con ciertos factores de vulnerabilidad, realizar dietas adelgazantes con la consecuente pérdida de peso puede llegar a desencadenar la aparición de importantes trastornos alimentarios.

LA DIETA DE LA MITAD (Esa sí es una dieta milagro)
En personas sanas y estables hacer una breve dieta o depuración a base de frutas de una o dos semanas puede no tener consecuencias negativas, incluso llegar a ser beneficioso. Pero cuando en ciertas personas existen de base unos factores de vulnerabilidad como son la baja autoestima, la obsesión por un cuerpo delgado, el perfeccionismo, la auto exigencia extrema, desequilibrios emocionales y conflictos familiares, etc., realizar dietas adelgazantes con la consecuente pérdida de peso puede llegar a desencadenar la aparición de importantes trastornos alimentarios.

El efecto rebote.
La AEDN (Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas) se ha mostrado muy contundente afirmando que el 95% de las personas que pierden peso de forma rápida mediante la famosas "dietas milagro" vuelven a recuperar su peso debido al efecto rebote o yo-yo. En este tipo de dietas se suelen restringir determinados alimentos que son esenciales para el correcto funcionamiento del organismo. Generalmente son ricas en proteínas de origen animal y grasas saturadas, presentando grandes carencias de vitaminas y minerales. Estas dietas favorecen la pérdida de peso a expensas de la masa magra corporal, líquidos, reservas de glucógeno y en un muy pequeño porcentaje de gras, que sería lo más necesario.

Según los especialistas las razones principales por las que se produce el efecto rebote es por la necesidad de una sobre ingesta para compensar el anterior periodo de restricción. Además para contrarrestar la deficiencia energética que existe durante la época restrictiva, el organismo reduce su metabolismo para gastar menos. Cuando la dieta finaliza, la mayor lentitud metabólica hará que los alimentos nos engorden más, y una buena parte de ese peso recuperado se almacenará en forma de grasa corporal.

Si queremos perder peso de forma efectiva y saludable lo mejor es seguir bajo la supervisión del médico o especialista una dieta a medio y largo plazo, que sea rica y variada, restringiendo la energía que se ingiere en las comidas de forma adaptada a la composición corporal y al metabolismo. Un deportista requerirá de unas necesidades nutricionales diferentes a las que pueda necesitar una persona más sedentaria. La dieta debe ser personificada. A lo largo de las diferentes etapas de la ida vamos necesitando en mayor o menor medida de determinados elementos nutricionales para mantenernos en el peso adecuado para mantener una buena salud.

El efecto rebote se produce por la necesidad de una sobre ingesta para compensar el periodo de restricción. Además para contrarrestar la deficiencia energética que existe durante la época restrictiva, el organismo reduce su metabolismo para gastar menos.

La dieta de la mitad.
Habiendo dicho todo esto en contra de las Dietas Milagros, si debo confesar que hay una en la que de verdad creo: La Dieta de la Mitad. La verdadera dieta milagro: comer la mitad de lo que normalmente comemos. Para empezar lo primero que debe hacer, durante tres o cuatro días, incluso una semana, es llevar siempre contigo una pequeña libreta en la cual deberás anotar todo que comas o bebas, a qué hora lo haces y en qué cantidad.

Una vez escrito en el papel será muy sencillo darse cuenta la cantidad de alimentos que ingerimos y ese es el primer paso para… reducirlo a la mitad. Si has tomado un potaje de garbanzos con el plato lleno… pues ahora tendrás que servirte medio plato; si has tomado dos filetes de bacalao con tomate, ahora tendrás que tomar uno y con la mitad de salsa. Si deseas eliminar el sobrepeso de una forma efectiva, no hagas trampa. De todo cuanto ingieras diariamente, ahora toma sólo la mitad. Excepto agua natural sin gas que podrás tomar toda cuanto desees.

Es importante asegurarse de tomar las proporciones adecuadas de las diferentes clases de alimentos: 15-18% de proteínas, alrededor de 55% de Hidratos de carbono, 25-30% de grasa de origen vegetal.

Organizar los horarios de las comidas. Orden y rutina.
Los expertos aconsejan comer cinco veces al día. No se trata de aumentar las calorías sino de repartirlas adecuadamente. Un desayuno completo, alguna fruta o frutos secos a media mañana, un buen almuerzo que incluya vegetales, pequeña merienda que incluya alguna fruta y nueces y por último una cena ligera, y de seguir la regla de "Cinco al Día", que consiste en tomar dos o tres frutas al día, así como tres raciones de vegetales por lo menos. Pero no sólo una buena dieta nos va a ayudar a perder peso, sino también el ejercicio regular.

Cuerpo delgado no es sinónimo de belleza ni de salud. Cada persona tiene un peso ideal de acuerdo a su constitución. Para alcanzarlo hay que ser paciente y persistente, haciendo día a día esos pequeños cambios en nuestros hábitos que nos van a llevar a tener una vida más sana y feliz.

El Dr. Gaspar García es Director del Área de Educación para la salud del Colegio de Médicos de Málaga

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Psique/Sexualidad/Pareja en nuestra ZONA VIDA PERSONAL?

Artículo anteriorCosméticos MAC: campaña que perpetúa la violencia sexista
Artículo siguienteAlicia Barcena: La hora de la igualdad