¡Atrae clientes!

162

¿Alguna vez te has puesto a pensar por qué haces lo que haces? ¿Y por qué no haces lo que tienes que hacer?

  • Si haces ejercicio todos los días… ¿por qué lo haces?
  • Si dejaste de fumar… ¿por qué lo hiciste?
  • Si le bajaste a la cantidad de carne que comes… ¿cuál fue tu motivo?
  • Si bebes todos los fines de semana hasta emborracharte… ¿por qué lo haces?
  • Si manejas a exceso de velocidad… ¿qué te motiva?
  • Si no tienes todos los clientes que deseas y no tienes el negocio de tu sueños… ¿por qué no lo has conseguido?

Por supuesto que puedes dar N cantidad de respuestas distintas acerca de por qué haces o no haces lo que quieres o tienes que hacer, pero te tengo una respuesta más simple. Actúas, o no, por 2 motivos: Para alejarte del dolor o para acercarte al placer. Así lo hacemos todos y para todo.

Puede ser que vayas al gimnasio 2 horas todos los días por acercarte al placer de tener un buen cuerpo y ser atractiva o por alejarte del dolor de tener un cuerpo débil, obeso y enfermizo. Pero también (y esto es muy interesante) puede ser que nunca hagas ejercicio por el placer de dormir un par de horas más en las mañanas o por alejarte del dolor de tener que levantarte temprano y estar adolorido y cansado los primeros días.

¿Por qué quieres tener más clientes? ¿Por acercarte al placer de ganar más dinero o por alejarte del dolor de no tener ni para comer?Y si te das cuenta, todo este rollo del placer y el dolor es algo que sucede en nuestra mente y para lo que incluso existe un juego de palabras y significados en inglés que me gusta mucho:

Rationalize (racionalizar) suena igual que Rational-lies (mentiras racionales)

Es decir, nos inventamos lo que nos convenga con tal de justificar “racionalmente” lo que estamos haciendo. Así es que cobra sentido el que las personas fumen, tomen en exceso y manejen a velocidades brutales, a pesar de que saben que a la larga les puede traer consecuencias negativas.

Y hay algo todavía más interesante. Hay muchas investigaciones que demuestran que el dolor es un motivador mucho más poderoso que el placer. Pero como en todo, no hay nada escrito y puede se que a ti te funcione mejor uno que el otro.

Como siempre lo he dicho, la labor de promover y publicitar tu negocio y tus servicios es algo que debes hacer todo el tiempo, sin descanso, y hay muchas cosas que, las quieras hacer o no, se tienen que hacer. Aquí es entonces donde debes usar el placer y el dolor a tu favor para motivarte a hacer todo lo que se tiene que hacer, cuando se tiene que hacer, de la forma en la que se tiene que hacer.

Por ejemplo, ¿por qué quieres tener más clientes? ¿Por acercarte al placer de ganar más dinero o por alejarte del dolor de no tener ni para comer? ¿Por qué quieres ganar más dinero? ¿Por acercarte al placer de ofrecerles una buena calidad de vida a tu familia o por alejarte del dolor de apenas sobrevivir y privarlos de muchas cosas?

¿Cómo podrías usar esto en tu negocio? ¿Qué te da placer de atraer clientes? ¿Qué te da dolor de atraer(o no) más clientes? ¿Qué te motiva más, el dolor o el placer?

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Marketing y Comunicación en nuestra ZONA EMPLEO/RECURSOS?

Artículo anteriorEl regreso de Aminatou Haidar
Artículo siguienteOlga Pérez se presenta a la presidencia de la AEIT