No te lo pierdas

48
No te pierdas darte una vuelta por las secciones más afines. Cada click tuyo nos orienta sobre cuáles son los temas más vitales a seguir. Recomiéndanos, que tu voto es fundamental para la progresión virtual de la web. Sigue nuestra Agenda para no perderte nada de lo que suceda y participa tanto como puedas. En épocas de crisis hay que estar más activos que nunca.

Esperamos que votes por la mujer que más te represente en política; que nos des tus impresiones; que envíes perfiles valiosos para el quién es quien. Si has cambiado de trabajo o te han promovido, no dejes de enviarnos los cambios para Nombramientos. Lo que no se comunica para muchos no sucede: haznos llegar tus noticias, las de tu empresa o aquellas que consideres que deben difundirse. También puedes sumarte al Club M&C para estar en primera fila cuando lancemos las actividades, entrar en la Zona Ocio para relajarte y en la Zona Sociedad para ver la red de Asociaciones de Mujeres que están súperactivas.

Por último te dejamos los consejos de la CEAP (School of Management of Europe) nos vienen como anillo al dedo:

1. Proteja su autoestima: Aunque en tiempos de crisis -cuando se oyen rumores o se constatan planes de reducción de plantilla- es difícil mantener la calma, se aconseja “no amargarse”. Es importante saber que las transformaciones y los cambios son inevitables: “Sólo así dejará de pensar que usted ha podido provocar esta situación”. Por el contrario, éste puede ser el momento de buscar fórmulas para hacer brillar su talento.

2. Sea consciente del periodo de “duelo”: Todo cambio comienza con una pérdida. Por eso, es natural sentirse inseguro y triste, pero lo importante es no perder la perspectiva de que se trata de algo pasajero.

3. Cree su propio “consejo de administración”: Son su familia y sus amigos quienes le harán sentir la tranquilidad que da tener un apoyo incondicional. Por más que uno pase la mayor parte de su vida en la empresa, “usted no es su trabajo”. Consúlteles, pero no les traslade los problemas laborales. En última instancia, la decisión es sólo suya.

4. Recurra a una red de apoyo externo: Cultive sus contactos, sin olvidar que el apoyo que pueda recibir ahora será mayor cuanto más importante haya sido también su empeño por cuidarlos: “Sembrar es fundamental”.

5. Aproveche para redefinir su carrera profesional: Haga un alto en el camino y piense: “¿En qué momento se encuentra mi carrera profesional?” “¿Debo seguir en la misma línea o emprender un giro?” Es fundamental que defina, cuanto antes, qué quiere para su futuro; de lo contrario, puede que sean otros quienes fuercen un cambio en su vida. Adquiera perspectiva: seguramente, repasando su trayectoria encontrará pistas para el futuro.

6. Descubra sus puntos fuertes: Independientemente del trabajo que desempeñe, debe ser consciente de que posee determinadas competencias que, probablemente, no sólo le ayuden en el actual ejercicio de su actividad, sino que podrían incluso diferenciarle en otro puesto de trabajo al que podría optar. Descubra cuáles son y fortalézcalas, teniendo en cuenta los nuevos desafíos sociales.

7. Permanezca en el mercado: No desconecte nunca. Hable con los colegas de su profesión de su actual situación, sin olvidar a esos antiguos compañeros de universidad o a aquellos profesionales con los que ha coincidido en algún evento profesional –seminarios, congresos, etc.-; lea la prensa y comparta sus opiniones en foros y blogs.

8. Invierta en su formación: Su capacidad de aprendizaje es clave. La formación no termina nunca. Sepa que mantener actualizados sus conocimientos, perfeccionar alguna técnica o adquirir nuevas habilidades harán de usted un profesional altamente cotizado.

9. Hay vida más allá de su empresa: El miedo a poner en marcha una nueva carrera profesional, a sentirse de nuevo examinado por sus jefes o a salir simplemente de un entorno que, por sólo ser conocido, resulta amigable, pueden hacer olvidar al trabajador que existen muchos más sitios, y posiblemente mejores, en los que poder desempeñar su profesión.

10. Tómese tiempo para pensar. No tome decisiones drásticas, ni compromisos que no pueda cumplir. Aunque la “incomodidad” del momento le invite a actuar con resolución, procure pensar a largo, medio y corto plazo.

Contamos con tu participación y te tendremos al día. ¡Gracias por ser parte!