Ni el pan engorda ni lo integral adelgaza

331

La Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) ha elaborado dos guías que buscan dar a los consumidores información sobre los hábitos alimentarios saludables. Las guías tratan, por un lado, de desmitificar afirmaciones y creencias falsas sobre alimentación y, por otro, dar las claves necesarias para llevar una dieta equilibrada y saludable.

CECU ha elaborado un proyecto, con la subvención del Instituto Nacional del Consumo (INC), en el que busca dar a los ciudadanos las bases para una alimentación sana y equilibrada, tratando también de eliminar del imaginario colectivo una serie de afirmaciones falsas relacionadas con la alimentación que están instaladas con fuerza en la sociedad.

Con esta finalidad, CECU pidió a los consumidores que aportaran las afirmaciones de este tipo que conocieran para proceder a su estudio científico y concluir su veracidad, incluyendo los resultados en una guía sobre Falsos mitos alimentarios. En sus páginas se busca aclarar algunas confusiones, muchas de ellas relacionadas con el adelgazamiento, desechando creencias como la de que el pan engorda, que los productos integrales adelgazan o que las grasas vegetales son siempre más sanas.

De forma complementaria, se ha editado otra guía sobre Hábitos alimentarios saludables que trata de dar las claves de la dieta mediterránea o de cómo conseguir un peso adecuado a través de una dieta equilibrada y un ejercicio físico regular.

En la primera parte de esta guía se explican las bases de la dieta sana, describiendo la pirámide alimentaria y la dieta mediterránea para después exponer los grupos de alimentos, mostrando también la necesidad de incorporar una cantidad suficiente de agua, de evitar las grasas o de consumir sólo ocasionalmente golosinas, refrescos o comida rápida.

En el último tramo de la publicación se hace un hueco para el ejercicio y la importancia de la actividad física en nuestro día a día, para acabar con los diez puntos clave de la vida saludable: alimentación variada, todos los días alimentos de todos los grupos, cinco raciones de frutas y verduras al día, respetar las cinco comidas, moderar el consumo de comida rápida, disfrutar de la comida, desechar la idea de alimentos buenos y malos, evitar picar entre comidas, beber suficiente agua y realizar 30 minutos al día de ejercicio físico.

En este sentido, CECU continúa con su actividad de cara a fomentar la dieta mediterránea y una alimentación sana y equilibrada, tal y como ha venido haciendo en otras actuaciones, apoyando, por ejemplo, la campaña Junk Food Generation (http://www.junkfoodgeneration.org/) de Consumers International, entidad de la que CECU es miembro, que busca luchar contra la obesidad infantil a través de la restricción de la publicidad para niños de alimentos poco saludables.

Las dos publicaciones estarán disponibles también en www.cecu.es.

Artículo anterior¿Puede ser Hillary la esperanza?
Artículo siguienteBelén Gopegui o la imaginación frente a los tópicos sociales