Networking sí es trabajar (I)

106

¿Por qué la mayoría de nosotros se siente culpable cuando sacrifica tiempo del trabajo para “algunas cosillas” de networking? Actividades de networking tales como organizar nuestra bbdd de contactos, el siguimiento de contactos que conocimos en una convención, etc. son actividades que no tienen un resultado inmediato para nuestro negocio.

Sin embargo, como solemos pensar que lo que hacemos tiene que tener una retribución inmediata, nos cuesta aceptar que las actividades de networking a largo plazo serán finalmente pilares para nuestro negocio.

Además pensamos que quizás no somos buenos “networkers” y nos sentimos incómodos hablando con desconocidos “vendiendo” los servicios de nuestros negocios. No vemos que los “networkers natos” realmente trabajan constantemente su red de contactos y practican el networking.

En las próximas líneas enumeramos algunas ideas y herramientas para convertir el networking en una actividad de éxito para tu negocio.

1. ¿Cúanto tiempo deberíamos invertir en el networking?
Hay networkers triunfadores que emplean el 20% de su tiempo de trabajo (el equivalente a un día por semana). ¡Imposible, no puedo! Esa será más probablemente tu primer reacción. No hace falta hacerlo tampoco. Podemos empezar con pequeños pasos dedicando una pequeña parte de nuestro día al networking como por ejemplo unos 15-20 minutos. La continuidad es lo importante. Dedicar un poco de tiempo todos los días, es un buen comienzo y aumenta nuestra visibilidad. Finalmente el éxito profesional depende más de quiénes nos conocen a nosotros en vez de a quién conocemos.

Dedicar un poco de tiempo todos los días, es un buen comienzo y aumenta nuestra visibilidad. Finalmente el éxito profesional depende más de quiénes nos conocen a nosotros en vez de a quién conocemos. Por ejemplo podemos emplear eso 20 minutos para enviar correos con información relevante a algunos contactos nuestros incluyendo unas palabras personalizadas explicando porque nos parecía interesante para ellos. Es una buena manera para mantener el contacto y demuestra nuestro interés en la otra persona y nuestra disposición a ayudar.

2. ¿Tienes una marca personal?

Para un hacer networking con éxito tienes que presentarte con convicción y claridad.
Y para poder hacerlo tienes que estar seguro de qué es lo que quieres representar y en qué medida lo haces bien actualmente.

Te invito a hacer un simple y efectivo ejercicio de 3 pasos que te ayudará a descubrir el inventario personal de tu marca.

Primer paso: Identifica qué describe tu marca personal
Haz un “brainstorming” contigo mismo y reflexiona acerca de cuáles son los cinco adjetivos que mejor describen cómo eres y cómo apareces (o cómo quieres aparecer). Estos adjetivos deben estar relacionados con lo que haces y las personas con quienes te relacionas (por ejemplo lo que tus clientes esperarían o necesitarían encontrar).

Para simplificar la elección de tus adjetivos personales puedes utilizar los 55 adjetivos de la “ventana de Johari” detallados debajo.

 

  • amable amistoso amoroso animoso audaz asertivo autoconsciente buscador
  • capaz cálido colaborador complejo comprensivo confiable conocedor confiable
  • digno espontáneo energético extrovertido feliz flexible generoso gracioso
  • hábil idealista independiente ingenioso inteligente introvertido lógico
  • maduro modesto nervioso observador organizado orgulloso
  • paciente poderoso preocupado (por otros) receptivo reflexivo relajado religioso
  • sabio seguro sentimental tímido tranquilo valiente


Segundo paso: Clasifícalos

Una vez que has identificado los adjetivos que mejor describen tu marca personal tienes que evaluar el grado en el que te representan actualmente. Puedes también pedirle a un amigo o colega que te evalúe desde su punto de vista lo cual te dará una impresión más imparcial de cómo se percibe realmente tu marca personal.

Puedes hacer una evaluación o ranking que está entre 1 (no de acuerdo) y 10 (totalmente de acuerdo).

Si tu ranking fuera bajo significa que tienes que trabajar en este aspecto para crear una marca personal más equilibrada y para realmente representarte de acuerdo con como quieres ser percibido

Tercer paso: Crea tu lema o “tagline”
Finalmente intenta crear un lema o eslogan memorable que resuma tu marca personal en pocas palabras. Te va ayudar a recordarte a ti que quieres representar y a posicionarte en un entorno competitivo.

Nuestro próximo artículo abordará el último paso para lograr un networking eficaz: ¿Tienes preparado tu “discurso del ascensor” (elevator pitch)?

*Beatrice Dittrich es socia fundadora de Forbes Mackenzie y su misión principal es apoyar a empresas en el mercado español en el área de marketing estratégico, comunicación y desarrollo de negocio. En 2009 creó los eventos de networking de negocios “SpeedNetworker” con el fin de apoyar a empresas a desarrollar nuevos contactos profesionales cualificados según sus propios criterios.

El próximo evento SpeedNetworker será el martes 27 de abril en en el Hotel Husa Princesa de Madrid. Para participar es imprescindible registrarse hasta el 23 de abril en www.speednetworker.es .
Mujeres&Cía es una vez más patrocinador de SpeedNetworker y Organiza el Taller de Negociación y Networking el 23 y 30 de abril en Madrid.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado SI-TIC – Vida digital en nuestra ZONA ECO/CIENCIA/TIC?

 

Artículo anterior`Comercialización de patentes´
Artículo siguienteMerco: Amparo Moraleda, única en el Top Ten en 10 años