Murió Michael Crichton

279

El escritor estadounidense Michael Crichton, creador de la novela "Parque Jurásico", "El mundo perdido", además de clásicos televisivos como "Urgencias", falleció en Los Ángeles (California) a los 66 años, informó su familia.

La familia del célebre autor, que vendió más de 150 millones de ejemplares de sus obras, explica que Crichton, quien murió el martes, luchaba contra un cáncer que no especifican.

Se recibió de la prestigiosa Escuela de Medicina de Harvard aunque nunca ejerció la medicina.

En 1969 se publicó su primera novela, La Amenaza de Andrómeda (que trata sobre un virus extraterrestre que devasta la Tierra) e inició su carrera como escritor de tecno-thrillers.

Su gran obra en este género es Jurassic Park que, publicada en 1990, llegó al cine vía Steven Spielberg. Crichton fue también, productor y escritor de series de TV.

Su creación más famosa es la popular serie ER Emergencias.

Ha vendido más de 150 millones de libros traducidos a más de treinta idiomas y es el único que tuvo, al mismo tiempo, el libro número uno en la lista de best sellers, la película más taquillera y la serie de televisión con mayor rating.

En la Argentina se consiguen sus libros Jurassic Park, Presa, El hombre terminal y Rescate en el tiempo.

"El mundo lo conocía como un gran contador de historias que retó nuestras nociones preconcebidas sobre el mundo que nos rodea -y nos entretuvo mientras lo hacía", sostiene el comunicado.

"Su mujer Sherri, su hija Taylor, familia y amigos conocieron a Michael Crichton como esposo devoto, padre cariñoso y amigo generoso que nos inspiró a cada uno de nosotros para luchar por ver las maravillas de nuestro mundo a través de nuevos ojos", agrega la nota.

"Hizo esto con un sentido del humor irónico que, los que tuvimos el privilegio de conocerlo, jamás olvidaremos", concluye el comunicado.

En la página web del autor se explica que Crichton "murió de forma imprevista" después de una "batalla privada y valiente contra el cáncer"

Artículo anteriorConferencia: Sophie Bessis
Artículo siguienteObama debería ser mujer