Mundos de Mujeres

255

El Congreso Internacional Mundos de Mujeres ha dado la vuelta al mundo haciendo pie en todos los continentes. La ministra de Igualdad Bibiana Aído, el rector de la Universidad Complutense de Madrid que presidió el Congreso, la coordinadora general de Mundos de Mujeres Teresa Langle dieron apertura a uno de los eventos más importantes en los que se aborda de diversas formas las particularidades y problemáticas de la vida de las mujeres. Abrió cantando tango y milongas Carmen Linares en el Palacio de Congresos, sede del encuentro, interpretó su repertorio de “antología de mujeres”.

Más de 5 mil personas, provenientes de un centenar de países se dieron cita entre el 3 y el 9 de julio con el objetivo de analizar la situación y el papel de la mujer en el mundo actual y en la historia. Se trata de la décima edición de este congreso que bajo el título “la Igualdad no es utopía”, abordará temas tan complejos como las migraciones, la violencia, el tráfico ilegal de personas, la explotación laboral, el racismo, el machismo, y la transculturalidad entre otros.
Impulsar los estudios de género y establecer puendes de diálogo y acción entre la investigación científica con perspectiva de ´genero y la sociedad civil han sido los objetivos principales y el espíritu en los casi 25 años transcurridos desde los orígenes del congreso. La participación de activistas y de personas que trabajan en diversas esferas de la vida pública es cada vez mayor.

Durante el foro sobre ‘Mujeres en el mundo de la empresa’, en la Facultad de Filología, dio apertura Ana Baranda, directora General de AON e intervinieron destacadas mujeres en el ámbito empresarial como Pilar González de Frutos, presidenta de UNESPA y vicepresidenta de la CEOE, Isabel Linares, Directora General del Ente Público Radio Televisión Madrid y Patricia Abril, presidenta de Mc Donald’s España, entre otras. En Ciencias de la Información, en el salón de actos, Rosa Peris, Directora General del Instituto de la Mujer, participó en la sesión sobre ‘Acción política’ en la que también hizo unos de la palabra Barbara Duhrkop, eurodiputada socialista desde 1987. La bailaora y consejera de la SGAE Cristina Hoyos formó parte del grupo de especialistas que intervinieron en el encuentro dedicado a ‘Mujeres y el reto de las industrias culturales’. Fueron impartidas 100 ponencias y 400 sesiones que contaron con la participación de invitadas y figuras del ámbito nacional e internacional. La próxima edición se llevará a cabo en Canadá en 2011.

«Realmente es un evento global»

Teresa Langle de Paz, es la Coordinadora General de uno de los eventos de mujeres más relevantes del año.
“Mundos de Mujeres” (Women’s Worlds) ha viajado ya por los cinco continentes, ha estado en países tan diversos como Holanda, Estados Unidos, Uganda, Costa Rica, Irlanda, Corea del Sur, Noruega. Desde su primera edición en la Universidad de Haifa (Israel) en 1981, el congreso ha ido aumentando en número de participantes hasta que en la última edición en Corea del Sur (Seúl), organizada por Enwha Woman’s University, se logró reunir a más de 3000 participantes.

¿Cómo sigue la historia?

A su paso por distintas zonas geográfico-culturales del mundo, el congreso va dejando, cuando menos, una estela de concienciación sobre la necesidad de tener en cuenta el factor género en todos los aspectos de las sociedades. Es un congreso abierto a la participación de todas las personas que deseen exponer y/o compartir su experiencia profesional, sus investigaciones científicas, sus testimonios de vida, en cualquiera de los aproximadamente cien temas que suele abarcar.

¿En qué momento del camino estamos?

La creación de redes globales internacionales, la unión de voces como la que se da en el congreso Mundos de Mujeres es esencial, vital para que se conozcan logros, investigaciones, historias de alegrías, de supervivencia, dolores, descubrimientos que si no nunca conoceríamos; para que sintamos un ímpetu global aunque caminemos por un mundo doblemente injusto, violento y cruel con las mujeres. Queda aún mucho que recorrer para conseguir la equidad salarial, ampliar la ley del aborto, eliminar toda forma de violencia, desde las más aberrantes hasta el sexismo en la publicidad o el acoso sexual en el ámbito profesional. Queda mucho camino por recorrer para que a una mujer se la perciba antes como sujeto que como objeto sexual. Nuestra lucha es una lucha REAL, con nombres y apellidos, aquí y allá.

¿Qué diferencia a este congreso de otros similares?

Además del número y diversidad de sus participantes, es que realmente es un evento global, una inyección de la globalidad de la sabiduría de las mujeres: desde las que han podido llegar a la cima de sus gobiernos o han sido reconocidas por prestigiosos premios como los premios Nóbel o Príncipe de Asturias, hasta las que vienen a contar sus testimonios de vida, sus investigaciones académicas, sus nuevos proyectos sociales desde lugares olvidados del Planeta. Queremos impulsar la participación de los países del Mediterráneo, de América Latina y de la Europa del Este, áreas geográfico-culturales que han estado un poco desligadas de otras ediciones del congreso.

¿Por qué este congreso es necesario?

Las mujeres necesitamos escucharnos, necesitamos espacios dignos, neutrales y positivos, en donde nos acordemos que somos parte esencial e integral de las sociedades y que somos motor activo del mundo. Necesitamos que se nos oiga, abrir los ojos de otras mujeres y de algunos hombres porque la tendencia general es a silenciarnos, a apartarnos del poder. Un foro mundial feminista como éste, interdisciplinario, cultural, académico y social es necesario para llevar la lucha por la justicia en el mundo a los hogares, para concientizar a hombres y mujeres de la necesidad de respeto mutuo y de igualdad de derechos. Además, de este congreso surgen alianzas y proyectos que hacen que la lucha por los valores más nobles de la humanidad sea algo imparable, y se refuerzan iniciativas ya en marcha.

Así lo hicimos

“Cuando se gana la candidatura para organizar la siguiente edición del congreso, como ocurrió con la Universidad Complutense de Madrid, con el proyecto que yo escribí y presenté en la novena edición de Women’s Worlds en Seúl, se empieza a diseñar y a conceptualizar la nueva edición del congreso desde cero. Se crean nuevas bases de datos, además de las que ya hay en la red que viaja con el congreso (Worldwide Organization of Women’s Studies), con los organismos a los que se quiere llegar, se define la infraestructura, se determinan temas, se establecen contactos con posibles patrocinadores, en suma, se comienza a crear un complejísimo tejido de colaboraciones de todas aquellas personas y entidades que trabajan con un enfoque de género y que será lo que sirva para ampliar redes de acción social en la nueva zona geográfica adonde va el congreso. Se moldea a imagen y semejanza del país que lo organiza con el objeto de que a raíz del congreso se impulsen políticas e investigaciones, se implanten nuevas leyes, se afiancen proyectos e iniciativas. En Corea del Sur, por dar un ejemplo, a raíz del congreso se aprobó una ley nacional contra la discriminación por motivos de sexo en el ámbito laboral.”
Gran parte del trabajo de estos casi tres años de preparación se ha centrado en la búsqueda de entidades patrocinadoras y colaboradoras públicas y privadas para lograr una edición que marque un hito dentro de la historia misma del congreso, por ejemplo, por conseguir crear un amplio fondo de ayudas (Fondo de Solidaridad).

Artículo anteriorPruébalo y repetirás
Artículo siguienteDiversión en todo momento