Mujeres 2.0, engendrando el cambio

123

Mucho se ha hablado de cómo están revolucionando las herramientas de la Web 2.0 determinadas áreas de nuestras vidas emprendedoras, nuestra manera de entender el mundo y la forma de comunicar nuestros negocios e incluso de proyectar nuestra propia marca personal.

La mayor parte de las veces nos detenemos a analizar las ventajas y desventajas que este gran cambio paradigmático está trayendo consigo y perdemos de vista la verdadera esencia del asunto. Web 2.0 significa básicamente compartir, construir entre todas (las personas) y lo más importante, hacerlo a través de mecanismos horizontales que se sirven de la auto-organización para conseguir determinados objetivos.

Tal vez por eso, porque nuestra naturaleza gira en torno a estos parámetros, las mujeres hayamos acogido el mundo 2.0 de forma sorprendente, hasta el punto de integrarlo con total naturalidad en nuestra vida personal y profesional. Por poner solo un ejemplo, a día de hoy el 56% de los más de 200 millones de usuarios en Facebook somos mujeres y el segmento que crece a más velocidad desde septiembre de 2008 es el de las mayores de 55 años (en concreto a un ritmo del 175%).(2)*
"Las mujeres hemos acogido el mundo 2.0 de forma sorprendente, hasta el punto de integrarlo con total naturalidad en nuestra vida personal y profesional"
Y tomando como punto de partida todos estos valores, nos encontramos con iniciativas como la organización sin ánimo de lucro Women 2.0, co-fundada en San Francisco por Shaherose Charania y otras profesionales de Silicon Valley. Su misión, convertirse en catalizadoras del cambio a través de la movilización de una comunidad de mujeres con ambición por mejorar el mundo, que entienden el progreso y el cambio social a través de la tecnología.

A lo largo del año ponen en marcha eventos y conferencias que buscan incrementar el número de mujeres emprendedoras y poner a su alcance los recursos, las redes y los conocimientos necesarios para el lanzamiento y posterior desarrollo de su propia idea de negocio. No deja de ser llamativo que en pleno "centro del mundo" (tecnológicamente hablando), ellas hayan entendido la importancia de organizarse para sostenerse mutuamente y hayan optado por convertir la tecnología 2.0 en potente aliado de la causa. En palabras de Shaherorse, "las redes sociales son perfectas para compartir información acerca de casos de mujeres de éxito, creando modelos de referencia femeninos que abran el camino".

"Las redes sociales son perfectas para compartir información acerca de casos de mujeres de éxito, creando modelos de referencia femeninos que abran el camino"Algunos de estos eventos, como el Women 2.0 Pitch que tuvo lugar por tercer año consecutivo el pasado mes de mayo, reunen a una serie de emprendedoras que son invitadas a presentar en vivo y en directo sus ideas de negocio para que un grupo selecto de Consejeros/as Delegados/as, bloggers, inversores/as y ejecutivos/as las sometan a juicio público.

A finales de agosto tendrá lugar en San Francisco su Startup Weekend, un encuentro en el que a través de dinámicas sesiones, las potenciales empresarias podrán entrar en contacto con futuros colaboradores, desarrolladores e inversores con el único objetivo de materializar su idea de negocio o, ¿por qué no? de generar nuevos proyectos. Definitivamente, necesitamos algo así a este lado del Atlántico.

(1) El título de esta columna es un homenaje al proyecto de OLSF "Her code: Engendering Change in the Silicon Valley".
(2)Fuente: www.insidefacebook.com

Otros artículos de esta columnista…


 

 

 

Artículo anteriorIbex: 46% más de consejeras mujeres
Artículo siguienteEllas, somos todos