Muere Corazón Aquino, ex presidenta filipina

124

Corazón Aquino, pertenecía a una de las más ricas de la comunidad chino-filipina. Se había casado en 1954 con Benigno Aquino, líder de la oposición democrática contra la dictadura de Marcos. Cuando Benigno fue asesinado en Manila cuando bajaba del avión en el que regresaba del exilio, su mujer, que desde ese momento fue "Cory", recogió el testigo del "cambio democrático". Fue en 1983.

La actual jefa de Estado, Gloria Macapagal Arroyo, declaró una semana de luto nacional mediante un mensaje desde Estados Unidos, donde se encuentra en visita oficial.

La actual jefa de Estado, Gloria Macapagal Arroyo, declaró una semana de luto nacional mediante un mensaje desde Estados Unidos, donde se encuentra en visita oficial.

"Me uno al resto de la Nación en el luto por la muerte de la fallecida ex presidenta Corazón Aquino, y a su familia así como a todo el país expreso mi más sincero pesar por el deceso", indicó la actual mandataria filipina.

La vida de Aquino, de 76 años, hacía cerca de un mes que corría serio peligro tras la intervención quirúrgica a la que fue sometida el pasado junio para extirparle parte del colon. "A ella le hubiera gustado dar las gracias a toda la gente por su continuo apoyo. Era su deseo que rezáramos por nosotros y por nuestro país" indicó en un mensaje Benigno Aquino, senador y uno de los 5 hijos de la fallecida, católica devota.

Aquino, aquejada de un cáncer de colon, fue ingresada a principios de julio en estado grave en la unidad de cuidados intensivos de un hospital de Manila, y empeoró durante las últimas horas.

En marzo del pasado año, la familia Aquino reveló que la ex dirigente había sido diagnosticada de un cáncer de colon, por lo que estaba siendo sometida a sesiones de quimioterapia

Su hija, la actriz Kristina Bernadette Aquino, advirtió horas antes del óbito que "no sabemos cuántas horas, días o semanas nos dejará Dios tenerla aún con nosotros pero, por favor, recen conmigo para pedir que mi madre no sufra mucho dolor".

Corazón Aquino, que asumió la presidencia tras el derrocamiento en 1986 de la dictadura de Ferdinand Marcos, fue hospitalizada, en principio, debido a problemas para ingerir alimentos.

La ex presidenta, de 76 años, se convirtió en la primera mujer filipina en ocupar la jefatura del Estado, tras la revuelta popular pacífica que derrocó a la llamada dictadura conyugal de Ferdinand e Imelda Marcos.

Miembro de la familia Cojuangco, una de las más ricas de la comunidad chino-filipina, Corazón se casó en 1954 con Benigno Aquino, líder de la oposición democrática contra la dictadura de Marcos, con el que tuvo cinco hijos. Ella recogió el testigo del "cambio democrático" en 1983, cuando su marido fue asesinado en el aeropuerto de Manila mientras descendía del avión en el que regresaba del exilio. Corazón Aquino ganaba su batalla al asumir en 1986, la presidencia de Filipinas que hoy la despide con honores.

También te pueden interesar…

 

Artículo anteriorSonia Sotomayor: la mujer que Obama buscaba
Artículo siguienteLas horas extras también nos perjudican