Muere Ana María Matute a los 88 años

486

La escritora Ana María Matute, premio Cervantes en 2010 y una de Las Top 100 Mujeres Líderes en España, murió este miércoles en su domicilio de Barcelona. Su muerte supone una gran pérdida para la literatura española y global, al ser una de las escritoras esenciales de nuestro país y uno de las figuras claves de la corriente literaria de los años 40 y 50.

Matute tampoco escondió nunca sus preferencias intelectuales e ideológicas y se definía como una persona de izquierdas  Nacida el 26 de julio de 1925, Matute fue una escritora prolija en los géneros realista, fantástico e infantil y en su obra, de aparente sencillez, se revelan la complejidad del ser humano. En 2010, se convirtió en la tercera mujer en recibir el Premio Cervantes y fue la encargada de entregar la última edición del prestigioso premio Nadal, galardón que también recibió en el año 1959 con su novela Primera Memoria.

La creación literaria de la posguerra en España no se entendería sin esta autora, cuya última novela, Demonios familiares, aún no se ha publicado y su lanzamiento estaba previsto para el mes de septiembre, cuando engrosaría la quincena de novelas que ya tenía publicadas y a la casi treintena de relatos cortos que escribió.

Matute tampoco escondió nunca sus preferencias intelectuales e ideológicas y se definía como una persona de izquierdas aunque no apoyaba públicamente a ninguno de los partidos actuales.

Olvidado Rey Gudú, Los hijos muertos, Los Abel, Sólo un pie descalzo, fueron algunas de las obras que le valieron casi una veintena de galardones literarios, entre los que destacan el Premio Príncipe de Asturias de las Letras (2010), el Premio Nacional de las Letras Españolas (2007), el Premio Nacional de Narrativa (1959) o el del Café Gijón (1952), entre otros muchos.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Profesión, Ciencia y Arte en nuestra ZONA MUJERES?

 

Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE

Artículo anteriorLa diversidad de género en los procesos de innovación: una ventaja competitiva
Artículo siguiente‘Cocina y disfruta’, una apuesta por la cocina sana y equilibrada