Morosidad que crece

109

Las deudas impagadas que las empresas y las personas residentes en España tenían con bancos, entidades financieras o grandes compañías a finales de agosto ascendía a 18.527 millones de euros, el 10,99% más que a 31 de julio.
De esta forma, según datos de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (Asnef-Equifax), las deudas han aumentado en más de 1.836 millones de euros en un solo mes.

Además, el saldo en mora declarada ha crecido un 87,81% en un año y un 73,83% en los últimos ocho meses.

Por su parte, el número de operaciones morosas declaradas entre enero y agosto aumentó el 28,90% respecto al cierre de 2007, mientras que la subida fue del 33,08% en relación al mes de agosto de un año antes, y del 3,64% en comparación con el mes anterior.

Según los datos de Equifax, el número de operaciones morosas en agosto llegó a los 4,54 millones y el saldo medio por deudor ha aumentado a 4.072 euros.

El registro de Asnef-Equifax recoge préstamos no devueltos a partir de los tres meses siguientes a la fecha de vencimiento del plazo y se nutre de los datos aportados de alrededor de 340 entidades, entre las que se encuentran bancos, cajas de ahorro y rurales, financieras de crédito y empresas que gestionan créditos para concesionarios de automóviles o pagos de recibos telefónicos.

Además, distribuidores de petróleo y de electricidad aportan y consultan datos del fichero de morosos de Asnef, del que son dados de baja los clientes que abonan la deuda registrada.

En España existen más de cien compañías y entidades como Asnef que realizan estos registros para después venderlos o facilitarlos a quien se los solicite, posibilidad autorizada por la Ley de Protección de Datos, que entiende que estas listas son beneficiosas para la actividad económica.

Además, el Banco de España dispone de la base de datos de la Central de Información de Riesgos, donde se recoge la evolución de la morosidad en España.