Mitos y realidades del hipotiroidismo

524

También conocida como la enfermedad de los síntomas silenciosos, el hipotiroidismo es una de las disfunciones que pueden afectar a la glándula tiroides. Este pequeño órgano, ubicado en el cuello y con forma de mariposa, es el encargado de controlar nuestro metabolismo. Produce, almacena y libera hormonas tiroideas, fundamentales para el buen funcionamiento de nuestros órganos y tejidos.

Los síntomas de la enfermedad no son fáciles de detectar, ya que pueden confundirse con alteraciones comunes a situaciones carenciales, al cansancio diario o al estrés laboral, de esta forma, es fundamental insistir en la importancia del diagnóstico precoz.

Los síntomas de esta enfermedad son silenciosos y, por ello, es importante estar alerta y diagnosticar precozmente el hipotiroidismoAdemás, es fundamental desterrar algunos falsos mitos como el aumento excesivo de peso, pérdida total del cabello, imposibilidad para quedarse embarazada o no poder disfrutar de la lactancia, para desmitificar esta enfermedad y normalizarla a través de un diagnostico adecuado y un tratamiento correcto.

  •  El hipotiroidismo es causa de obesidad

Este es uno de los mitos más comunes y el mayor miedo de las mujeres que sufren hipotiroidismo.  Al producirse una disminución de actividad en el metabolismo de la mujer, es cierto que se puede producir un posible aumento de peso, pero no tiene porqué asociarse a obesidad. Cuando el hipotiroidismo está controlado, unido a un estilo de vida saludable, ejercicio moderado y una dieta adecuada, la persona afectada mantendrá su peso y actividad normal.

  • Si padezco hipotiroidismo no puedo quedarme embarazada

Es una de las grandes dudas de muchas mujeres hipotiroideas, pero lo cierto es que, si la enfermedad está tratada correctamente no hay razón para que se contraindique un embarazo. Pero nunca hay que olvidar que siempre es conveniente consultar con un médico para que tome las medidas pertinentes para ajustar la dosis de tiroxina y para iniciar los suplementos de yodo, ácido fólico y vitamina B12.

Lo que sí es necesario es que el hipotiroidismo esté controlado, de lo contrario puede tener efectos en el correcto desarrollo del embarazo y del feto.

  • Si soy hipotiroidea no puedo dar el pecho al bebé

Este es otro de los grandes mitos acerca del hipotiroidismo. Pese a lo que se pueda pensar, la lactancia no está contraindicada, aunque la mujer padezca una alteración de la glándula tiroides y esté sometida a tratamiento farmacológico para el hipotiroidismo. Lo que es fundamental es que el hipotiroidismo esté tratado, debido a que la presencia de la hormona tiroidea es requisito fundamental para que se inicie la producción de leche.

  • Los síntomas del hipotiroidismo son sólo de carácter físico

Aunque es cierto que el hipotiroidismo cause síntomas físicos, también es verdad que no pueden obviarse los síntomas psicológicos que provoca en los pacientes: depresión, tristeza, melancolía… son algunas de las manifestaciones psicológicas más comunes y pueden servir de alerta para conseguir un diagnóstico precoz de la enfermedad.

  • El tratamiento del hipotiroidismo tiene graves efectos colaterales

El tratamiento del hipotiroidismo no tiene ningún efecto colateral o indeseable y es seguro a todas las edades, con el adecuado control y seguimiento médico del mismo. Esta necesidad de control terapéutico se ve acentuada en situaciones especiales como durante el embarazo.

  •  Una vez que me diagnostican hipotiroidismo no tengo que volver a hacerme más controles.

Los controles periódicos son necesarios para detectar cualquier variación en la TSH (la hormona de la hipófisis que regula la función tiroidea). Por esa razón, siempre hay que hacer los controles periódicos, al menos una vez al año, o a las 6-8 semanas si lo solicita el médico. Es importante, para los pacientes recién diagnosticados, que tengan paciencia durante los primeros meses, porque el tratamiento del hipotiroidismo tarda un tiempo en regularizarse.

En el caso de las mujeres que planifiquen un embarazo, conviene hacer un control previo de la función tiroidea por las posibles repercusiones que puede tener en el desarrollo del embarazo y del feto.

  • La soja causa hipotiroidismo

Aunque es cierto que hay factores que influyen en la aparición de enfermedades como el hipotiroidismo, es erróneo que el consumo de la soja en la dieta cause hipotiroidismo. Lo que de verdad ocurre es que la soja  interfiere en la capacidad de absorción intestinal de hormona tiroidea en el tratamiento sustitutivo del hipotiroidismo.

  • El hipotiroidismo es sólo una enfermedad de mujeres

Aunque es mucho más común en mujeres también hay que tener en cuenta que los hombres pueden sufrir hipotiroidismo.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Mujer y Salud/Maternidad en nuestra ZONA VIDA PERSONAL?