Miguel Lorente y la Violencia de género: sólo un 0,18% son falsas denuncias

111

Según los últimos datos del Consejo General del Poder Judicial, las falsas denuncias por violencia de género, sólo suponen un 0,18 por ciento. Lo dijo Miguel Lorente en el marco de la jornada del curso extraordinario´¿Por qué aún no hemos alcanzado la igualdad?´ organizado por la Universidad de Salamanca (USAL).

El ex-delegado del Gobierno contra la Violencia de Género Miguel Lorente  aseguró también que crear el Ministerio de Igualdad, fue un acierto y un error que no se haya mantenido: "El primer impacto fue el mayor descenso del número de víctimas mortales al año siguiente de su creación. En 2009 hubo 57 mujeres asesinadas, la cifra más baja de toda la historia".

El exdelegado, que ha intervenido en una mesa redonda sobre violencia de género y el mito de las denuncias falsas, ha reconocido que sí existen este tipo de acusaciones "como en todos los delitos".

Sobre los últimos datos hechos públicos por el Consejo General del Poder Judicial que revelan que las denuncias falsas suponen "un 0,18 por ciento" y "un 0,018 por ciento" para la Fiscalía General del Estado dijo que aunque el porcentaje sea mínimo, "está sirviendo para cuestionar no sólo la conducta de las mujeres que puedan llevar a cabo esas denuncias, sino también la propia realidad de la violencia de género".

Según Lorente, aunque muchas veces se dice que las mujeres denuncian para quedarse con los niños, la casa y la paga, las resoluciones judiciales dictadas en este sentido "no llegan al 10 por ciento" de las más de 100.000 denuncias que se ponen y, por tanto, "las mujeres denuncian para salir de la violencia de género".

Por último se ha referido al  miedo que padecen las mujeres que son víctimas de violencia machista y unió esa circunstancia  a una dependencia emocional que hace que queden atrapadas al lado de la persona y el lugar que les produce ese miedo.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Igualdad de género en nuestra ZONA SOCIEDAD? 

 

Artículo anteriorEl salario emocional, recurso para retener talento
Artículo siguienteSeminarios intensivos, vídeo-conferencias y más sobre la reforma laboral