Mayor nivel educativo, menos acceso a puestos gerenciales

109

Un estudio del Centro de Mujeres y Trabajo de la Argentina (Cemyt) revela que las mujeres suelen tener mayor nivel educativo que los hombres y que ello no se traduce en ascensos a puestos directivos.  Además, los salarios de las mujeres son un 24% menores.

Aunque las mujeres poseen un mayor nivel educativo que los varones que trabajan en el mismo sector, tienen menos posibilidades de acceder a niveles gerenciales y directivos. ¿Por qué sucede esto? ¿Por qué en Argentina pesa el género a la hora de elegir personas para cargos directivos?

Mientras los hombres son más del 9% de la población total en cargos directivos, las mujeres representan – tanto en 2009 como en 2003 – solo el 4% de los puestos gerenciales. ¿Cuáles son las razones por las que en 6 años no cambiaron las cifras?  Respecto a esto es interesante observar también los empleos de menor nivel de calificación profesional están ocupados en un 31% por mujeres mientras que los hombres representan solo un 17%.

Hay una discriminación laboral en las mujeres ocupan sectores de baja productividad y de menor nivel salarial. Una de las explicaciones es que el sexo femenino suele realizar mayor cantidad de trabajos part time debido a los deberes familiares de los que deben ocuparse.Un signo positivo de evolución es la tasa de desempleo, mientras en el 2003 la cifra de desempleadas correspondía al 22%, en el 2009 ese porcentaje disminuyó al 10%. Sin embargo, el rango de actividad laboral durante el período del 2003 a 2009, es de 48% para las mujeres y 74% para los hombres, lo cual demuestra aún hay una gran brecha entre ambos géneros sobre la cual se debería trabajar para que la igualdad sea un hecho.

Las razones de inactividad se deben al papel de ama de casa que ejercen en muchos casos las mujeres, un oficio que en el caso de los hombres es inexistente.

Con respecto al nivel educativo, el trabajo verificó las diferencias de género tienden a cerrarse a medida en que aumenta el nivel educativo. En este aspecto las cifras expresan que la actividad laboral de las mujeres con una menor cantidad de estudios formales es la mitad con respecto a los varones con el mismo nivel educativo.

En cuanto a los salarios las diferencias son mayores si hablamos de género. Ellas llegan a cobrar hasta un 24% menos que los varones según datos recabados el año pasado, y no hay diferencias con las cifras de 2003. A estos resultados debería agregarse hay una discriminación laboral en las mujeres ocupan sectores de baja productividad y de menor nivel salarial. Una de las explicaciones es que el sexo femenino suele realizar mayor cantidad de trabajos part time debido a los deberes familiares de los que deben ocuparse.

La brecha de ingreso entre hombres y mujeres, las diferenciaciones género en la jornada de trabajo, la ausencia de mujeres en puestos directivos, la gran cantidad de empleo basura que deben ejercer son algunos de los factores que se deben revertir en la Argentina. De esta forma en el informe se expresa la necesidad de incluir políticas de género activas para mejorar las ofertas laborales de las mujeres y la inclusión de ellas en sectores y áreas que trasciendan los estereotipos basados en la exclusión. Además se deben promover responsabilidades compartidas y ampliar los servicios de apoyo y cuidado infantil.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado ARGENTINA en nuestra ZONA INTERNACIONAL?

Artículo anteriorTop 10 de Times: Cristina Fernández trepó al tercer lugar
Artículo siguienteEntreparéntesis