Más universitarias pero no en carreras técnicas

239

Que son más las mujeres universitarias que los hombres es un dato que se viene repitiendo en los estudios. También que en la orientación profesional se refleja un cierto sesgo de género: sólo un tercio son mujeres en Arquitectura e Ingenierías Técnicas. El perfil de las mujeres que terminaron su titulación es el de solteras, que viven en casa de sus padres o con sus parejas, no tienen hijos y en su mayoría con ingresos, aunque suelen ser ayudadas por otros. Conclusiones de un estudio elaborado por el Instituto de la Mujer.

El estudio "Acceso al mercado laboral de las tituladas superiores en España: Empleabilidad y cualificación", analiza la situación de las mujeres con titulación superior en el acceso y primeras experiencias en el mercado laboral, durante los tres primeros años desde la finalización de sus estudios.

Esta investigación, además de cuantificar el número de personas tituladas universitarias que realizan opciones de búsqueda activa de empleo o el número de mujeres que eligen prolongar las acciones formativas u otro tipo de actividades, da a conocer el tiempo medio de consecución de un empleo, los itinerarios de inserción laboral o la forma de acceso, entre otras cuestiones.

Cuando escogieron su empleo actual, aspectos que antes no tenían en cuenta, como la relación del trabajo con la titulación, la importancia de la empresa en el sector, el salario o las posibilidades de ascenso, ahora si la tiene.

Para la realización de este estudio, cuyo trabajo de campo se ha llevado a cabo entre los meses de enero a mayo de 2008, se han utilizado los datos de una encuesta realizada con una muestra de 400 mujeres y 400 hombres jóvenes y residentes en España, que habían obtenido su licenciatura durante los tres años anteriores a la elaboración del estudio, y cinco grupos de discusión para profundizar en la información de carácter cuantitativo.

Presencia de las tituladas

Existen más mujeres universitarias que hombres en el periodo revisado y las diferencias en la orientación profesional hacia distintos tipos de carreras reflejan un cierto sesgo de género. En Arquitectura e Ingenierías Técnicas, sigue habiendo más varones, tres de cada cuatro, sólo un tercio del alumnado son mujeres. El perfil de las mujeres que terminaron su titulación es el de solteras, que viven en casa de sus padres o con sus parejas, que no tienen hijos y mayoritariamente con ingresos, aunque suelen contar con la ayuda de otros.

La dificultad de acceder a una vivienda, junto a otros factores como la escasez de ingresos, provocan que una de cada dos personas encuestadas continúe viviendo con sus padres y sólo el 13% vivan lo hagan solas en su hogar. Menos de la mitad, un 47%, viven sólo de sus ingresos.

Perspectivas

En la elección de carrera, la vocación es el aspecto más tenido en cuenta, pero se han considerado otros elementos relacionados con la práctica profesional y la retribución económica. La mayor parte de las tituladas se muestran satisfechas con las carreras que estudiaron

Las opciones de las tituladas al terminar sus estudios son buscar trabajo (61%), continuar con el que tenían mientras que estudiaban (30%), realizar prácticas en empresas (22,5%), estudiar oposiciones (20%) y estudiar un postgrado (17%). En relación a las expectativas y objetivos laborales, el 54% de encuestadas optan por completar la formación universitaria con otras modalidades de formación.

En este sentido, idiomas es la más demandada, con un 25%, seguida de la realización de un master, elegida por un 12% y los cursos de doctorado y especialización, por un 5% y 4% respectivamente.

Búsqueda de empleo

En la elección del primer empleo, la necesidad de un trabajo o la falta de opciones pueden influir en que las tituladas escojan el primer empleo que encuentren, y mientras están trabajando, realicen búsquedas más acordes con su titulación. Sin embargo, cuando escogieron su empleo actual, aspectos que antes no tenían en cuenta, como la relación del trabajo con la titulación, la importancia de la empresa en el sector, el salario o las posibilidades de ascenso, ahora si la tiene.

De hecho, para una de cada cinco tituladas, el 21%, estos motivos influyeron en la elección de su empleo actual. Un 59% de las tituladas buscó su primer empleo a través del envío directo del currículum a las empresas, un 55% lo hizo mediante la red de contactos personales, mientras que un 33,1% utilizó Internet y un 29,7% respondió a las ofertas publicadas en prensa.

Y precisamente, el método más efectivo para encontrar empleo ha sido la red de contactos personales, (33%), seguido del envío del currículum a la empresa (26%). Montar su propio negocio no parece una opción posible y eficaz, sólo fue señalada por el 1,1% de las participantes.

Principales requisitos para acceder al empleo

En el acceso al primer empleo, a un 16,5% de la muestra no le exigieron ningún requerimiento específico relacionado con conocimientos. La titulación universitaria fue el principal requerimiento en un 33% de los casos. También se valoraron muy positivamente la informática, en un 20%, los idiomas, en un 13% y la experiencia, en un 10%. Para el 41% de las encuestadas, los conocimientos recibidos en la universidad han contribuido mucho al desarrollo de estos requerimientos.

El primer empleo de la mitad de las tituladas, estaba relacionado con su titulación, para el 31% muy relacionado y para el 19% algo relacionado. Por el contrario, para el 33%, su primer empleo no tuvo ninguna relación con su titulación y para el 7,4% estuvo poco relacionado.

Respecto a los tipos de contrato, los primeros empleos para más de la mitad de las encuestadas, el 67%, han sido de tipo eventual. Un 14% tuvieron contratos en prácticas, para el 10% el contrato fue indefinido, el 2,9% estuvo sin contrato y el 6,9% optó por trabajar como autónomas.

Tipos de jornada

Con respecto al tipo de jornada del primer empleo, más de la mitad de personas tituladas, un 63% de ellos y un 59% de ellas, trabajaron con jornada completa, de 40 o más horas.

La parcialidad afecta más a las mujeres, ya que en el intervalo de 30-39 horas semanales, el porcentaje de titulados fue del 17% y el de las tituladas del 11%. En los de 20-29 horas, las tituladas fueron el 22% y el 14% los titulados y, por último en el de 10-19 horas, el 7% de tituladas y 5% de titulados.

Artículo anteriorWellcomm report: Mantener lo esencial, transitar la revolución
Artículo siguienteMontserrat Gatell: al frente del Institut Catalá de les Dones