Más padres se toman la baja

La maternidad baja un 4,23% pero a la par aumentan las peticiones de bajas por paternidad. La ley de igualdad mucho tiene que ver con esto, pero que se vaya logrando en la realidad, es un avance. De las 172.709 prestaciones económicas la mayor parte, 169.942, corresponde a las madres en tanto 2.767 a permisos disfrutados por el padre.

La cuantía es equivalente al cien por cien del salario y se abona directamente por el INSS durante las 16 semanas de permiso que son ampliables en caso de parto múltiple en dos semanas más por cada hijo a partir del segundo.

Hoy los padres pueden disfrutar del tiempo de permiso cedido por la madre al mismo tiempo que ella o a continuación. La Ley contempla también la posibilidad de disfrutar a tiempo parcial del permiso.Los padres
Hoy los padres pueden disfrutar del tiempo de permiso cedido por la madre al mismo tiempo que ella o a continuación. La Ley contempla también la posibilidad de disfrutar a tiempo parcial del permiso, a excepción de las seis primeras semanas que son de descanso obligatorio para la madre.



Si bien el proceso de pedido de bajas paternales ha aumentado desde el inicio de la ley, los solicitados en el último año -hasta el 30 de junio- alcanzaron los 135.432, lo que supone un 2,90% menos que el primer semestre de 2008.

Info sobre las prestaciones

  • El 24 de marzo de 2007 entró en vigor la Ley de Igualdad que estableció un permiso por paternidad independiente del de la madre y compatible con el disfrute por parte del padre del permiso por maternidad, cuando es cedido por la madre.
  • La cuantía del subsidio por paternidad es la misma que el importe del permiso por maternidad: 100% de la base reguladora de la prestación de Incapacidad Temporal, derivada de contingencias comunes.
  • La comunidad autónoma con mayor número de permisos es Andalucía (31.117), Cataluña (31.022) Madrid (28.726) y la Comunidad Valenciana (17.438). Sin embargo vienen creciendo Melilla, La Rioja, Asturias y Ceuta.

También te pueden interesar…

 

 

 

 

Artículo anteriorEl día antes de la felicidad
Artículo siguienteEl poder de la tribu