Más dependientes, mujeres de la tercera edad

113

Andalucía es la primera comunidad autónoma española en número de solicitudes y prestaciones a la dependencia del Sistema de Atención a la Dependencia. Según los últimos datos del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO), esta comunidad se lleva el 30% de las ayudas, seguida de Cataluña y País Vasco.

Andalucía suma 280.072 solicitudes de las más de 900.000 presentadas en toda España -el 30,65 por ciento- porcentaje que duplica al de la siguiente comunidad autónoma, Cataluña, donde se han presentado 138.411 solicitudes, el 15,15 por ciento. De estas solicitudes, Andalucía ha tramitado 231.115 peticiones de las que 171.311 se han canalizado ya como prestaciones.

El Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia ha registrado 913.723 solicitudes, de las cuales un 66 por ciento ha correspondido a mujeres y el 34 por ciento restante a hombres.
La mayoría: mujeres de la tercera edad

Más de 900.000 personas españolas han solicitado algún servicio o ayuda del Sistema de Atención a la Dependencia, de los cuales 621.336 tienen reconocidas prestaciones y cuyo perfil responde de forma mayoritaria al de una mujer de 80 años en adelante.

El Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD), ha registrado 913.723 solicitudes, de las cuales un 66 por ciento ha correspondido a mujeres y el 34 por ciento restante a hombres.

Según los últimos datos del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO), las comunidades autónomas donde se han presentado un mayor número de solicitudes son Andalucía, con un 30,65 por ciento conjunto nacional, seguida de Cataluña, con un 15,15 por ciento, y el País Vasco, con un 7,30 por ciento del total.

Hasta el momento, el número de personas beneficiarias reconocidas por las autonomías para acogerse a algún tipo de ayuda prevista en el SAAD, se eleva a 621.336, el 77,33 por ciento de las 803.479 valoraciones realizadas. Un 50,13 por ciento de las valoraciones se han referido a ciudadanos de Grado III y un 27,20 por ciento han afectado a personas de Grado II, de acuerdo con la clasificación fijada en la Ley de Dependencia.

La norma establece tres grados de dependencia: Grado I (moderada) cuando la persona necesita ayuda para desarrollar actividades básicas de la vida diaria al menos una vez al día; Grado II (severa) cuando precisa ayuda dos o tres veces al día, pero no presencia permanente de un cuidador, y Grado III (gran dependencia) cuando requiere la presencia continua de otra persona por su total pérdida de autonomía.

Las comunidades autónomas donde se han presentado más solicitudes son Andalucía, con un 30,65 por ciento, seguida de Cataluña, con un 15,15 por ciento, y el País Vasco, con un 7,30 por ciento del total.Autonomía personal y cuidados familiares
Entre las prestaciones reconocidas hasta el pasado 1 de julio, 1.876 están destinadas a la prevención de la dependencia y a la promoción de la autonomía personal, 23.395 son de teleasistencia, 40.620 corresponden a ayudas a domicilio, 20.920 son plazas en centros de día o de noche y 77.868 de atención residencial.

Otras 202.147 ayudas se destinan a cuidados familiares -cuando el beneficiario es atendido por su familia en su propio domicilio- y 601 para asistencia personal -que pretenden contribuir a la contratación de una asistencia personal durante un número de horas.

También te pueden interesar…

 

 

 

 

 

Artículo anteriorGastar, ahorrar… cuestión de carácter
Artículo siguienteUn viñedo en la Toscana