Los iWorkers se duplicarán en tres años

Un nuevo estudio, patrocinado por la empresa Unisys y llevado a cabo por IDC , revela que en las organizaciones basadas en laTecnología de la Información (TI) falta mucha preparación en materia de gestión, apoyo y seguridad, en definitiva, en el aprovechamiento de las tecnologías de consumo. En cambio, en tres años el número de iWorkers (trabajadores de la información) en empresas, que utilizan telefonía inteligente y accederán a redes sociales para hacer negocio, se duplicará.

Según las previsiones del estudio, entre 2009 y 2014 se espera que el uso del teléfono inteligente en el trabajo también se doble. A pesar de estos datos, menos de la mitad de los jefes permiten a los iWorkers acceder a aplicaciones empresariales a través de los teléfonos inteligentes. Del estudio de IDC se extrae también que los empleados dan a sus jefes puntuaciones inferiores a la media en lo que se refiere a los soportes de Tecnologías de la Información con los que cuentan sus organizaciones.

"Nos encontramos en un punto de inflexión en la historia de la informática mundial, tan importante como la invención del ordenador personal y la Web."

Esta investigación sobre ‘Consumo de Tecnología de la Información’ se realizó en dos fases. En la primera Unisys estudió a 2.820 trabajadores de 19 países diferentes y encontró que los empleados expertos en Tecnologías de la Información están diluyendo la tradicional frontera entre el hogar y el trabajo a la hora de utilizar dispositivos de consumo fácil y aplicaciones web basadas en los medios de comunicación. Estos ‘Iwokers’ como se les llama, aseguran que están invirtiendo su tiempo y su dinero en tecnología avanzada, en ocasiones más poderosas que las previstas en sus empresas, y las están usando tanto para gestionar los negocios como para actividades personales.



En una segunda fase, se realizó una encuesta a 650 responsables en materia de Tecnologías de la información y se determinó que sus empresas con frecuencia no son conscientes de qué tecnologías están utilizando sus empleados y qué usos hacen de ellas. De esta forma, no las están utilizando correctamente ya que no reconocen la integración de las tecnologías de consumo en su empresa. Estos datos demuestran la gran diferencia que existe entre las dos posturas. Por una parte, los jefes creen que proporcionan a sus empleados suficiente acceso a las tecnologías de la información y éstos creen que el acceso con el que cuentan es inferior a la media.

El vicepresidente de Global IT Outsourcing de Unisys, Sam Gross, señala que “esta investigación plantea cuestiones importantes en cuanto a lo preparadas que están las organizaciones hoy en día para atender el tsumani de nuevos productos y tecnologías que están apareciendo en el lugar de trabajo y poder sacar partido a estas nuevas formas de hacer negocio”.

Asimismo, señala que "nos encontramos en un punto de inflexión en la historia de la informática mundial, tan importante como la invención del ordenador personal y la Web”. Y continúa: “La revolución en el consumo de las TI está siendo impulsado no de arriba hacia abajo por departamentos de corporativos, sino por iWorkers expertos en tecnología que tienen sed de información y buenas ideas sobre nuevas formas de innovar, de servir a los clientes, y de operar con mayor eficiencia”. De esta forma, la investigación pone de manifiesto que las empresas tienen todavía que recorrer un largo camino para prepararse para todo esto y el riesgo de quedar rezagados y por detrás de los competidores planea.

La revolución tecnológica
En este momento, los datos de IDC corroboran que hay más de 1.200 millones de consumidores con acceso a Internet, 700 millones que tienen su propio ordenador, y 2.000 millones de personas utilizan teléfonos móviles. Y lo que tienen en casa, lo quieren también en el lugar de trabajo. Quieren utilizar múltiples dispositivos electrónicos para acceder a aplicaciones basadas en Web, y quieren hacerlo con la misma facilidad en el trabajo que tienen en casa.

“Esta investigación plantea cuestiones importantes en cuanto a lo preparadas que están las organizaciones hoy en día para atender el tsumani de nuevos productos y tecnologías que están apareciendo en el lugar de trabajo."De hecho, no suelen distinguir entre las actividades, los dispositivos y aplicaciones que se utilizan para el trabajo y las usadas para sus actividades personales. La presión sobre las organizaciones basadas en la Tecnología de la Información para integrar dispositivos orientados al consumidor y susaplicaciones sólo aumentará a medida que los trabajadores más jóvenes, que han crecido en un mundo de mensajes de texto, redes sociales y teléfonos inteligentes, dejen su huella en el lugar de trabajo.

El estudio propone varios retos para los próximos años. Según se detalla, los departamentos de TI de las empresas tendrán que acelerar el paso y apoyar tanto el uso de nuevos dispositivos móviles, como el manejo de las aplicaciones basadas en la web por parte del iWorker.

Los departamentos basados en la Tecnología de la Información como los que se han analizado en la encuesta deberán ser capaces de hacer frente a las cuestiones técnicas de seguridad y fiabilidad, y extenderlas al resto de la organización, para afrontar las cuestiones legales y de privacidad. Para ello, necesitará mucho apoyo de la alta dirección y otras unidades de negocio.

 
Artículo anteriorMujeres al volante: taxis rosas
Artículo siguienteHerramientas 2.0 en la empresa: II