Los hombres concentran el 80% de las direcciones generales

223

El 80% de la dirección general de las empresas está encabezada por hombres, según afirma un estudio realizado por las web secretariasplu y directivosplus. La publicación de los datos coincidió con el ‘Día Internacional de la Igualdad Salarial entre hombres y mujeres’, el 22 de febrero. Ellas reciben sueldos menores, y ellos ocupan los puestos de responsabilidad. 

Las diferencias en los sueldos que reciben hombres y mujeres es una de las principales resistencias. Y, si no se equiparan y no se dan las mismas oportunidades, es difícil que el resto de los elementos mejore y la sociedad avance.

El estudio refleja que las políticas de igualdad todavía no han entrado de pleno en el mercado empresarial, ya que la mitad de las empresas no aplican ningún tipo de programa de igualdad.

Las personas expertas indican que las empresas se muestran "reticentes" a la hora de poner en marcha un plan de igualdad, porque piensan que "no es necesario", pues se desconoce su significado e implicaciones.

Conciliación desigual
Así, todas las secretarias españolas con hijas e hijos menores de 15 años tienen serias dificultades a la hora de compaginar su vida laboral con la familiar. Sigue estando mal visto que el hombre solicite la baja por paternidad. Y, ante un proceso de selección, se valora positivamente que el hombre tenga hijas e hijos, mientras que no ocurre lo mismo con las mujeres: es percibido como una desventaja por parte de las empresas.

Secretarias
Hasta un 50% de las secretarias españolas sienten que su trabajo no está suficientemente reconocido ni valorado y un 48% asegura que no está bien remunerado. Otro dato de interés es que el 65% de las secretarias asume que en su empresa no tiene posibilidades de promoción. Esas posibilidades de promoción, al parecer, están reservadas para los hombres.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Trabajo y Capital Humano en nuestra ZONA EMPLEO/RECURSOS?

Artículo anteriorMujeres en la cultura: el debate pendiente
Artículo siguienteLaura Seara y el papel de la mujer en la emigración española