Los europeos ya combaten el cambio climático

113

Según el primer Eurobarómetro sobre la actitud de los ciudadanos europeos frente al cambio climático, el 61% de los europeos tiene en cuenta el impacto climático de sus acciones. Además, la mayoría de los encuestados cree que ni la industria, ni los gobiernos, ni ellos mismos, están haciendo lo suficiente para frenar el calentamiento global.

Algunos datos del Eurobarómetro

Para el 62% de los ciudadanos europeos, el cambio climático es el segundo problema por orden de importancia en la Unión Europea, tras la pobreza. Cuatro de cada diez afirma no recibir suficiente información sobre las causas y posibles consecuencias del calentamiento global, y casi ocho de cada diez consideran que la industria no hace suficiente para frenarlo.

El 67% opina que los ciudadanos deberían ser más activos, y el 64% asegura que el gobierno de su país tendría que prestar más atención a los asuntos relacionados con el medio ambiente.

La Unión Europea sale algo mejor parada, ya que en este caso el porcentaje de ciudadanos que creen que no se está haciendo bastante se sitúa en el 58%.

Acciones que ya realizan la mayoria de los ciudadanos europeos

La encuesta refleja que muchos europeos han incorporado el respeto al medio ambiente y la lucha contra el cambio climático a su rutina diaria, con gestos como la separación y el reciclado de basuras o la reducción del consumo de energía. Algunos van más allá: el 28% afirma decantarse por los medios de transporte con menor impacto climático, tres de cada diez compra productos de temporada y evita las importaciones, causantes de emisiones de gases de efecto invernadero, y la cuarta parte asegura utilizar menos el coche.

Diferencias entre países y sectores de la población

El presidente de la comisión temporal sobre Cambio Climático del Paramento Europeo, el eurodiputado socialista italiano Guido Sacconi, explica que «en Italia los ciudadanos no perciben que haya un problema, mientras que en Grecia o Chipre están preocupados». En su opinión, esto podría explicarse porque en estos países «la gente ya empieza a ver los efectos del cambio climático, como inundaciones o incendios forestales».

Además, Sacconi subraya que «las personas jóvenes y con un cierto nivel educativo están mejor informadas y son más activas», por lo que se muestra partidario de insistir en campañas informativas dirigidas a sectores de población concretos. Un objetivo prioritario debería ser ese 31% de ciudadanos que confiesa no hacer nada para frenar el cambio climático. La tercer parte de ellos dice que le gustaría colaborar, pero no sabe cómo.

Para la vicepresidenta de la Comisión Europea Margot Wallström, esta falta de información y pasividad constituyen «retos importantes para las instituciones comunitarias».

Está previsto que antes de finales de año el Consejo Europeo y la Eurocámara cierren un acuerdo en torno a la nueva legislación comunitaria sobre cambio climático.

: : Más información : :

Eurobarómetro sobre cambio climático (en inglés)

Ficha sobre España

Nota de prensa (en inglés)

Reportaje: Cambio climático: hacia una nueva legislación.