La princesa y la cerdita, Jonathan Emmett

683

¿Puede una cerdita convertirse en una princesa? La princesa y la cerdita es en apariencia un libro clásico con princesas, reyes, castillos y hadas pero sus autores consiguen dar una vuelta de tuerca y hacer un cuento muy moderno y subversivo. 

En el libro, por supuesto, hay un mensaje: Cuando estás contento con quien eres y con lo que tienes, no importa si eres o no una princesa. Y adivina, no todos los que consideramos desafortunados son verdaderos desafortunados. Las ilustraciones son luminosas y coloridas; Clarinela es muy guapa y Cochinela es tremendamente divertida. Tienen un aire clásico pero el ilustrador juega mucho con las perspectivas y consigue darles un aire muy moderno.

En el libro, por supuesto, hay un mensaje: Cuando estás contento con quien eres y con lo que tienes, no importa si eres o no una princesa. Y adivina, no todos los que consideramos desafortunados son verdaderos desafortunados. En la guardería real hay una terrible confusión. La princes Clarinela ha desaparecido y en su lugar han encontrado  la cerdita Cochinela. El rey cree que es cosa de un hada mala, ya que es el tipo de cosas que pasa todo el tiempo en los libros. Mientras que la mujer del granjero cree que es cosa de un hada buena, ya que es el tipo de cosas que ocurre todo el tiempo en los libros. Y de esa forma, Clarinela se convierte en la hija de los granjeros y Cochinela en la hija de los reyes. Hasta que un día sus caminos vuelven a cruzarse, y ocurren ese tipo de cosas que pasan todo el tiempo en los libros…

«Emmett y Bernatene han construido una perfecta recreación de un cuento de hadas, con una prosa corrosiva y unas fabulosas y divertidísimas ilustraciones que a la vez ensalzan y cuestionan el género»  Publishers Weekly

«El perfecto antídoto para niños que han leído demasiados libros de princesas. Un brillante ejemplo de lo que puede ser un cuento de hadas al revés. Una gran historia que recomiendo con mucho entusiasmo»  Walking Brains cells

Jonathan Emmett es ingeniero, escritor de fama internacional, y el bisnieto de un pastor. Aunque no hay pruebas físicas que demuestren que su bisabuela era una princesa, el escritor prefiere, por si acaso, ser llamado Su majestad. Por su parte, Poly Bernatene estudió dibujo y pintura en la Escuela de Bellas Artes de Buenos Aires. Además de comics y dibujos animados, Bernatene ha ilustrado cerca de 60 álbumes. Vive en Argentina con su mujer, sus dos hijos y una estantería llena de cuentos de hadas.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Libros y letras en nuestra ZONA OCIO Y CULTURA?     

Artículo anterior3° Dosis de las Píldoras de sabiduría Solidarias: `La empatía: una forma inteligente de conectar´
Artículo siguienteLa posibilidad de reconstrucción de pecho favorece la curación