La piedra oscura, un canto de amor a García Lorca

834

La piedra oscura escrita por Alberto Conejero y dirigida por Pablo Messiez, llega al Teatro María Guerrero. En palabras del autor, se trata de un canto de amor a Federico García Lorca, a su memoria como una luz siempre imprescindible y a su cuerpo ausente como una oscura herida de este país. Pero La piedra oscura es, ante todo, una indagación sobre los que quedaron en los márgenes de la foto oficial de la Historia, detrás de las grandes fechas, de los grandes nombres. Nuestros padres, nuestros abuelos. Aquellos que fueron casi devorados por el tiempo y el olvido. Para que su memoria perdure.

Una habitación de un hospital militar cerca de Santander; dos hombres que no se conocen y que están obligados a compartir las horas terribles de una cuenta atrás que quizá termine con la muerte de uno de ellos al amanecer. Un secreto envuelto en remordimientos y un nombre que resuena en las paredes de la habitación: Federico. Queda tan sólo la custodia de unos documentos y manuscritos como último gesto de amor.

Inspirada en la vida de Rafael Rodríguez Rapún –estudiante de Ingeniería de Minas, secretario de La Barraca y compañero de Federico García Lorca en los últimos años de sus vidas–, La piedra oscura es una vibrante pieza sobre la memoria como espacio de justicia y también sobre la necesidad de redención. Un texto en el que se aúnan tensión dramática y pulso poético para levantar interrogantes sobre la naturalización de nuestro pasado más reciente y el destino de los olvidados en las cunetas de la Historia.

ESTRENO

Miércoles 14 de enero a las 19.00 horas
Sala de la Princesa – Teatro María Guerrero

En cartel hasta el 22 de febrero.

REPARTO (por orden alfabético)

 

Artículo anteriorUn libro para Sofía: Teatro, literatura y solidaridad
Artículo siguiente5 herramientas para alcanzar los propósitos del 2015