La píldora del día después

329

Todas la conocen por su nombre y popularidad, pero pocos saben su función. Ella es el "anticonceptivo de emergencia", o la "píldora del día después", como popularmente se la conoce.

¿Cuál es su objetivo? Se puede usar para prevenir un embarazo no buscado, después de una relación sexual no protegida. Su uso está reservado a los casos de verdadera emergencia, como una violación, el coito no protegido, mala utilización o accidente con otro método, según la OMS.

Sin embargo, en la Argentina aún predomina la confusión sobre el funcionamiento y legalidad de la píldora, que debe ser administrada dentro de los cinco días posteriores a una relación potencialmente fecundante.

El estudio que realizó el equipo del doctor Mario Pecheny reveló que el 64% de los 1.219 encuestados dijo conocer al anticonceptivo de emergencia. Pero el 72% de los casos tiene una concepción equivocada sobre su funcionamiento.

Lo correcto -según evidencias científicas recopiladas por la OMS- es que no interrumpe el embarazo si haya se ha conseguido. Es decir, la píldora impide que óvulo y espermatozoide lleguen a encontrarse. Si el óvulo ya fue fecundado, la píldora no evita su anidación. Por lo cual, no es abortiva.

Otra falsa idea es que la píldora del día después está fuera de lo legal. El 36,3% piensa que "es ilegal, pero igual se consigue".

Artículo anteriorSalir del abismo
Artículo siguienteEl mercado de la RSE