La obesidad mórbida

183

La obesidad mórbida se ha convertido en un problema de salud de gran magnitud en todo el mundo. De hecho, es ya la segunda causa de muerte prevenible después del tabaco. En España, con algunos matices entre Comunidades Autónomas, está alcanzando cifras que preocupan enormemente a los especialistas. Según el doctor Ismael Díez del Val, cirujano de la Sección de Obesidad Mórbida de la Asociación Española de Cirugía, “en torno al 10% de la población española padece obesidad y uno de cada 4 de estos pacientes acabará padeciendo obesidad mórbida”. En estos casos, la cirugía de la obesidad, o cirugía bariátrica, ha demostrado ser el único tratamiento eficaz. Y es que “los tratamientos conservadores de la cirugía severa fracasan en más del 95% de los casos”, afirma el doctor Díez del Val, que participó en el XXVII Congreso Nacional de Cirugía, que se celebró entre el 3 y el 6 de noviembre en Madrid.

Si las tasas de obesidad han crecido enormemente en los últimos años, lo mismo ha sucedido con aquellos casos más severos. La tendencia es claramente al alza, sobre todo, “porque la obesidad mórbida cada vez se detecta en pacientes más jóvenes”, destaca el doctor Díez del Val. De ahí que uno de los principales temas que se debatirán durante el congreso sean las novedades en el manejo de estos pacientes y el impacto que la enfermedad tiene en sus vidas.

Avances en cirugía bariátrica: selección de pacientes
En total, se calcula que en nuestro país se realizan entre 4.000 y 5.000 intervenciones de cirugía bariátrica cada año, la única solución curativa para este tipo de pacientes y que cada vez avanza hacia técnicas más eficaces y seguras y de menor impacto para el enfermo. “En este sentido la cirugía laparoscópica o mínimamente invasiva ha supuesto un gran avance”, señala el doctor Juan Antonio Luján Mompean, de la Unidad de Cirugía de la Obesidad del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca, de Murcia.

Aún así, la gran variedad de opciones que existen obligan a los especialistas a realizar una selección adecuada del tipo de intervención en función de las características de los pacientes. “Cada paciente tiene sus peculiaridades y esto nos obliga a determinar que tipo de intervención será la más adecuada. No todos son candidatos a todas los tipos de operaciones de las que disponemos” explica el doctor Luján Mompean. El Índice de Masa Corporal (IMC, es decir, kg/altura en m2), la edad, las condiciones anatómicas y las comorbilidades asociadas (como la hipertensión, la diabetes, las cardiopatías, la artrosis severa o las patologías respiratorias) determinan la elección de la técnica.

Existen tres tipos de intervenciones diferentes: “la cirugía restrictiva, la cirugía malabsortiva y la cirugía mixta”, explica el doctor Luján Mompean. Aunque todas ellas han obtenido grandes resultados a un año de la intervención, el éxito –que ha de verse a los 5 años- depende de la selección adecuada de la misma. “En la actualidad contamos con resultados de estudios a 10 años en los que las tasas de éxito han sido muy elevadas”, destaca por su parte el doctor Jordi Pujol, especialista en Cirugía Laparoscópica y Bariátrica del Hospital de Bellvitge de Barcelona. Y añade, “A los 10 años de la intervención la tasa de curación en los pacientes que se han sometidos a un bypass gástrico está en más del 85%; en el caso de las técnicas restrictivas se sitúan entre el 40 y el 60% y en el de las técnicas malabsortivas se alcanza hasta un 99%”, destaca el doctor Pujol.

Cirugía metabólica
En este momento existen varios tipos de técnicas en investigación que, por el momento, están obteniendo resultados muy prometedores. Una de ellas es la cirugía metabólica. Según el doctor Álvaro Larrad Jiménez, de la Unidad de Cirugía Endocrinometabólica de la Clínica El Rosario y del Hospital NISA Pardo de Aravaca, ambos en Madrid, “la cirugía metabólica consiste en la aplicación de técnicas quirúrgicas para tratar pacientes con diebetes mellitus tipo 2 y su interés deriva de los resultados obtenidos en pacientes diabéticos con obesidad mórbida”. Calcular el número de pacientes que puede beneficiarse de este tipo de tratamiento es complicado, sin embargo, se estima que el 8-10% de los pacientes que padece diabetes tipo 2, uno de cada 10 sufre, además, obesidad en grado 1 y otro 10-15% obesidad en grado 2. Hasta la fecha los resultados están siendo muy prometedores, si bien aún deben pasar varios años para conocer resultados a largo plazo. “Todavía desconocemos la tasa de pacientes que recaen de la diabetes”.

Asimismo, se pondrá sobre la mesa el desarrollo de la técnica del ganglio centinela en el cáncer de tiroides, así como la búsqueda de técnicas más precisas en la estadificación preoperatoria del cáncer de tiroides con vista a realizar linfoadenectomías más selectivas. “Todos estos avances tienen como fin último el aumento de la eficacia y la seguridad de las intervenciones, así como reducir el impacto que tienen en el paciente, simplificando su recuperación”, concluye el experto.

En el momento actual parece establecida su indicación en los obesos premórbidos (aquellos con IMC entre 35-39) y está pendiente de estudio el confirmar su eficacia en pacientes con diabetes tipo 2 y con obesidad aún menor, entre IMC (kg/altura en m2) 30-35. Aún se están llevando a cabo numerosas investigaciones en este sentido. Así, en España, en torno a 7 centros trabajan en esta línea que, por el momento, está obteniendo resultados muy prometedores. “Hasta la fecha, los resultados que tenemos a 3 y 4 años corroboran que la obesidad es un factor que complica considerablemente la diabetes y que la hace aparecer de forma más temprana”, explica el doctor Pujol, y añade “además, partimos y nos basamos en resultados francamente buenos a 10 años con pacientes obesos con un IMC (kg/altura en m2) superior a 40 en los que la tasa de curación es de entre 40 y 60% con técnicas restrictivas, del 80-85% con el bypass gástrico y del 99% con técnicas malabsortivas”.

Otras novedades en cirugía
Los avances en cirugía endocrina centran también varias de las mesas y simposios que se celebraron en el contexto del XXVII Congreso Nacional de Cirugía. En este caso, “el desarrollo de la cirugía mínimamente invasiva en la patología del tiroides y paratiroides en casos seleccionados en los que puede estar indicada, y la laparoscopia en los tumores endocrinos del páncreas suponen algunos de las novedades más destacadas de los últimos años”, explica el doctor Larrad Jiménez.

Artículo anteriorTodos contra ´Sara de Alaska´
Artículo siguiente¿Esperanza o desesperación?