La mercantilización de la vida íntima

165

A medida que la familia "artesanal" se transforma en una familia postindustrial, las tareas que antes se llevaban a cabo en el interior del núcleo familiar se confían cada vez más a especialistas externos: cuidadores de niños y de personas mayores, enfermeros, profesores de colonias de verano, psicólogos y animadores de fiestas de cumpleaños. Así, producimos menos cuidado familiar pero lo consumimos más. El amor y el cuidado, cimientos de la vida social, suscitan hoy verdadero desconcierto.

"A lo largo de los últimos veinte años hemos presenciado el ensanchamiento de un vacío en torno del cuidado. Los sistemas informales de cuidado familiar se han vuelto más frágiles, inciertos y fragmentarios, en tanto que las nuevas formas institucionales no se han implementado de manera universal ni son uniformemente humanitarias. También la estructura general de la sociedad estadounidense es ahora menos cuidadosa: se ha profundizado la brecha entre las clases sociales, y las grandes corporaciones emplean y despiden trabajadores obedeciendo cada vez más a la demanda del mercado." (*)

"Los sistemas informales de cuidado familiar se han vuelto más frágiles, inciertos y fragmentarios, en tanto que las nuevas formas institucionales no se han implementado de manera universal…" Arlie Russell Hochschild, una de las más importantes voces de la sociología feminista, ofrece en esta obra nuevos y penetrantes modos de mirar la vida familiar, el amor, el género, el espacio de trabajo y las transacciones del mercado. Cada capítulo refleja algunas de las arduas negociaciones que debemos realizar día a día para satisfacer las complejas demandas del amor y del trabajo.

Así, la obra aborda los temas que nuestra época ha puesto en el sitio central de la interrogación sociológica: las emociones, los géneros, la familia, el capitalismo, la globalización y los modos en que la cultura contemporánea ha mercantilizado la intimidad, la emoción y la vida familiar.

Sobre la autora
Arlie Russell Hochschild realizó estudios en la Universidad de California en Berkeley, donde luego permaneció como profesora. Bajo la influencia de la idea de C. Wright Mills sobre la "venta de nuestra personalidad" y de la visión teórica de Irving Goffman, Arlie Russell Hochschild comienza a desarrollar sus conceptos de "trabajo emocional" y "norma sensible".

Conocida como la fundadora de la sociología de las emociones, Hochschild postuló el vínculo entre el flujo de emociones en la vida social y el más amplio conjunto de tendencias del capitalismo moderno. Su tesis fundamental es que la emoción y el sentimiento son sociales, y que por tanto la alegría, la tristeza, la ira, los celos, la envidia son en parte sentimientos sociales. Según Hochschild, la cultura guía el acto que permite reconocer una sensación al proponernos qué sentimientos son socialmente posibles y cuáles no lo son. Cada cultura, explica, provee prototipos de sentimientos.

Serie: Conocimiento
Páginas: 386
Precio: 26,50€
ISBN
:
9789871283811, rústica – Argentina/ 9788496859418, rústica – España

(*) Extracto de "Las dos caras de una idea", introducción del libro "La mercantilización de la vida íntima".

También te pueden interesar…