La mejor juventud… también está en deuda con las mujeres

114

¿Es diferente la perspectiva de los jóvenes en relación a las cuestiones de igualdad, género y conciliación? Gabriel Alconchel, Director del Injuve es optimista aunque reconoce que todavía existen brechas. Aproximadamente 300 jóvenes participaron de las jornadas ´Jóvenes, panorámica de una realidad´ convocadas en Sevilla por el Injuve. ¿La conclusión? Las cosas están algo mejor, pero para las mujeres, la situación sigue siendo compleja.

En el encuentro se debatieron los datos del último informe de la juventud en España, que presentó el pasado diciembre la ministra de Igualdad, Bibiana Aído.

El 37% de la juventud no vive de sus padres, sino independiente lo que supone un 5% más que en 2004 era del 32%. El porcentaje de mujeres jóvenes emancipadas del hogar familiar es superior al de los varones, mientras que la convivencia en pareja es otro de los aspectos que ha sufrido una variación, con edades más tempranas, 21,6 años de media.

También habló de la "brecha salarial" que aún existe entre los jóvenes dependiendo del género, ya que el informe arroja datos como que las mayores tasas de ocupación las siguen ocupando los hombres con un 61,1% frente al 53% de las mujeres, mientras que en inactividad los hombres jóvenes se sitúan en 29,2% y ellas en un 34,5%.

"El empleo femenino se sigue concentrando en sectores que están peor pagados". Dijo además que "hay más mujeres jóvenes licenciadas que hombres, con mejores expedientes, que son las que más libros leen y usan más a menudo las tecnologías, pero todos esos elementos no se trasladan a una sociedad aún desigual".

También dijo que el reparto doméstico y familiar también sigue presentando desigualdades, ya que dos de cada tres jóvenes admiten que las tareas del hogar las realizan en su mayoría las mujeres.

Del informe, que fue realizado tras la elaboración de entrevistas entre más de 5.000 jóvenes de entre 15 y 29 años, surgen datos como que han descendido los embarazos no deseados entre mujeres jóvenes. Finalmente concluyó en que la juventud española es más "madura, arriesgada y adelantada en sus decisiones", y que al margen de la precariedad en las condiciones económicas y sociales "arriesgan más para emanciparse".

Artículo anteriorQue el despido no haga ruido
Artículo siguienteInmujeres premia anuncios