La infanta Cristina alega desconocimiento y confianza en su marido ante el juez

788

"No lo recuerdo", "no conozco", "no me consta" y "confiaba mucho en él", fueron algunas de las evasivas con las que la infanta Cristina resolvió su declaración el pasado sábado ante el juez José Castro en los Juzgados de Palma Mallorca por su imputación en el caso Nóos. Una declaración que se alargó durante seis horas y de la que la infanta salió con una sonrisa preparada, la misma con la que entró a los juzgados.

Durante su declaración, la hija del rey, imputada por fraude fiscal y blanqueo de capitales, se desvinculó totalmente de la gestión al frente de Nóos, que recibió casi seis millones de diferentes Administraciones Públicas, así como de Aizoon, la empresa patrimonial que compartía con su marido Iñaki Urdangarín.El temido ‘paseíllo’ a los juzgados  se limitó a una decena de pasos, tras llegar en coche hasta la puerta de la sede judicial.

La infanta respondió durante cinco horas y media a las preguntas del juez Castro y durante media hora a las del fiscal Anticorrupción, Pedro Horrach, tras lo que contestó asimismo a la abogacía del Estado, aunque no a las acusaciones.

El temido ‘paseíllo’ a los juzgados, que sí que hizo su marido y el resto de imputados en la causa,  la infanta Cristina lo limitó a una decena de pasos, tras llegar en coche hasta la puerta de la sede judicial.

Una vez concluida la declaración,  doña Cristina cogió un vuelo hacia Madrid, donde pasó la noche en el palacio de La Zarzuela y el domingo partió hacia Ginebra, donde establecieron la residencia familiar recientemente para alejarse del escándalo de corrupción del caso Nóos.

17 años para Urdangarín y 600.000 euros para la infanta

Tras la declaración de la infanta, se ha dado a conocer que el fiscal Anticorrupción reclamará que no se acuse a la hija del rey, aunque sí tiene previsto pedir hasta 17 años de cárcel para Urdangarín y hasta 15 para su exsocio Diego Torres por malversación, falsedad y delitos fiscales.

Para la infanta, Horrach pedirá que pague hasta 600.000 euros por responsabilidad civil por ser socia a partes iguales con su marido de la sociedad familar Aizoon, en la que Urdangarín ingresó 1,7 millones de euros de forma ilícita.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Políticas y funcionarias en nuestra ZONA MUJERES?

 

 

 

 

Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE