La indagación apreciativa, una herramienta para soñar

431

Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE

¿Cuántas veces con el fin de cambiar una situación, la analizamos como un problema que hay que resolver? Así  nos centramos en lo negativo. Sin embargo, hay otras manera de hacerlo según nuestro columnista Jorge Salinas.

Más que una metodología de intervención en las organizaciones, la indagación apreciativa (IA) se revela como un espacio para soñar, que nos permite crear las imágenes que nos conectan con el futuro que queremos. Los cambios en las empresas no empiezan en las estructuras, sino en las imágenes que sus líderes tienen del futuro.

Cuando analizamos una situación con el fin de cambiarla, percibimos un evento como un problema que hay que resolver. La IA aboga por descubrir lo mejor que existe en esa situación. Todo pasado está conformado por experiencias que podemos ver de forma positiva para ser utilizadas como motores de aprendizaje y mejora.Indagación apreciativa (IA) es una metodología de desarrollo y cambio organizacional, que tiene sus orígenes en el departamento de Comportamiento Organizacional de la Weatherhead School of Management de Case Western Reserve University (CASE), desarrollada inicialmente por David Cooperrider, Suresh Srivastra y Ronald Fry, entre otros.

Demasiadas veces, cuando analizamos una situación con el fin de cambiarla, tendemos a analizarla en términos “remediativos”, esto es, percibimos un evento como un problema que hay que resolver. Lo habitual desde este enfoque es una atención principalmente en lo negativo, en lo problemático. Tratando de resolver problemas generamos nuevos problemas que hemos de afrontar, entrando así en una espiral de desmotivación progresiva.

La IA aboga por descubrir lo mejor que existe en esa situación, de ahí su carácter “apreciativo”. Todo pasado está conformado por experiencias que podemos ver de forma positiva para ser utilizadas como motores de aprendizaje y mejora.

La IA se centra en imaginar lo que algo puede llegar a ser y en construirlo, en vez de en el análisis de causas y en la aplicación de tratamientos. Desde este paradigma una organización se convierte en un libro en blanco que está por escribirse. La teoría apreciativa se basa en una perspectiva investigadora que está fundamentalmente diseñada para descubrir, entender y promover la innovación y la mejora en cualquier sistema social y organizacional. 

El método IA puede ser usado por organizaciones, equipos, comunidades o grupos de personas involucradas en una misma actividad. La idea es cambiar la forma en que las personas se ven a sí mismas para alcanzar una visión más positiva del futuro e implementarla.

El diálogo apreciativo opera a lo largo de cuatro fases, que conforman el Ciclo de las 4 Ds:

  • Discovery (Descubrir: utilizando la indagación como base principal).
  • Dream (Soñar: potenciando la visión de las personas involucradas).
  • Design (Diseñar: diseñando iniciativas a través de la co-creación).
  • Destiny (Destino: implementando la visión).

A través de las diversas fases se buscan cooperativamente los principales factores que han supuesto un “punto de apalancamiento” en la efectividad de una organización (ya sea en aspectos de productividad, liderazgo, innovación etc.) y anclar sobre ese centro positivo del sistema el cambio hacia un futuro potenciado.

Su aplicación al campo del coaching y del desarrollo organizacional en general, se convierte en una poderosa metodología que permite identificar, potenciar y preservar lo positivo frente a los retos y dificultades que afrontemos y llevarlo más allá, a una nueva realidad que hemos “soñado” y diseñado de forma cooperativa y proactiva. 

*Jorge Salinas es Responsable de Relaciones Institucionales. Junta Directiva AECOP-EMCC Madrid

Artículos de otr@s columnistas…

¿Ya has visitado Columnistas en nuestra ZONA OPINIÓN?

Artículo anteriorMimi Turner, Northern & Shell
Artículo siguienteEurodiputadas contra DSK