La conciliación como herramienta estratégica en la empresa

394

Los trabajadores valoran la conciliación de la vida laboral y familiar por sobre otros parámetros, pero además, este factor está directamente relacionado con la competitividad de cualquier entidad. Para debatir sobre esto, la Red Española del Pacto Mundial ha organizado en Madrid la mesa cuadrada ‘La conciliación como clave de estrategia empresarial’.

La Red Española del Pacto Mundial (@PactoMundial) ha organizado en el Instituto de Empresa de Madrid la jornada ‘La conciliación como clave de estrategia empresarial’. Este encuentro, se corresponde con la primera de las Mesas Cuadradas que la entidad va a organizar a lo largo de este año 2012.

“Las empresas innovadoras, que quieran ser más productivas, competitivas y rentables y que quieran  atraer personal cualificado a sus plantillas, deberán adoptar un modelo de gestión sostenible y socialmente responsable”La presentación de la Mesa ha corrido a cargo de Isabel Garro, directora de la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas, quien ha hecho también de moderadora del encuentro.

Durante su ponencia, José Luis Ruiz de Alba, profesor de la Universidad de Málaga e investigador de ICWF-IESE (International Center for Work and Family), ha querido, al hilo de las conclusiones del Informe IFREI: efectos de la conciliación en las personas y en las empresas, hacer hincapié en que “la conciliación es un vehículo muy eficaz para multiplicar el compromiso de los empleados”. 

Por su parte, María Ángeles Alcázar, directora de Proyectos Sociales de Iberdrola, ha destacado que “el voluntariado corporativo es la mejor manera de captar a los empleados”. Ha indicado también que “la conciliación tiene un valor económico y que las políticas de conciliación de Iberdrola se han traducido en un incremento del 25% en la recepción de currículos”.

Ángela Montenegro, directora de Organización, RRHH y Responsabilidad Social Corporativa de Contratas y Obras, ha explicado durante su intervención que “las empresas innovadoras, que deseen obtener un plus de productividad, competitividad y rentabilidad y que estén interesadas en atraer personal cualificado a sus plantillas, deberán adoptar un modelo de gestión sostenible y socialmente responsable. Anteriormente el buen empleado era el que trabajaba diez horas diarias, hemos tenido que trabajar en cambiar la cultura y la mentalidad”.

Tras las ponencias iniciales ha tenido lugar un turno de preguntas/debate por parte de las entidades participantes: grandes empresas, PYME, tercer sector, sector público, asociaciones empresariales, etc.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Diversidad y RSE en nuestra ZONA EMPRESAS? 

 

Artículo anteriorLa crisis exige empresas saludables
Artículo siguienteWomen in Business: liderazgo y talento femenino frente a la crisis